Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando del Paso recibe el Premio Rómulo Gallegos por su novela 'Palinuro de México'

El mexicano Fernando del Paso acaba de recibir el Premio Rómulo Gallegos, uno de los más prestigiosos galardones literarios del ámbito latinoamericano, por su novela Palinuro de México. Este premio, que concede el Gobierno venezolano cada cinco años a escritores de reconocido mérito, cimenta su categoría en los nombres de Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, a quienes fue concedido en ediciones anteriores.

Palinuro de México es la pieza maestra en el conjunto de la obra literaria de Fernando del Paso y también el título con el que alcanzó la consagración internacional. En 1976 obtuvo el Premio de Novela Ciudad de México, y cuando, el año siguiente, fue editada en España por Alfagura cosechó un considerable éxito de público y crítica, que la llegó a calificar como la mejor novela en castellano de la temporada.Palinuro es un personaje de la Eneida de Virgilio, el piloto más experto de la flota de Eneas, que a pesar de su pericia llega a perder el rumbo en un momento de extravío y "no acierta a distinguir el día de la noche ni recuerda el derrotero en medio de las olas". En la novela de Fernando del Paso, Palinuro es un joven mexicano, estudiante de medicina, que recorre el largo viaje de una odisea personal a la sombra de la muerte. Al relatar esa experiencia individual, el narrador manifiesta, sin embargo, tal ambición de totalidad, de expresarlo y decirlo todo, que confiere a la historia una solidez y autonomía literarias de primera magnitud.

Hace más de dos años, en la primavera de 1980, Fernando del Paso reveló una faceta desconocida de su creación al presentar en la galería Juana Mordó, de Madrid, una colección de dibujos en los que era fácil apreciar una relación íntima con la iconografía de sus invenciones literarias. "Del Paso navega en sus dibujos y cubre todas las superficies. Como en sus novelas, no tiene espacio para el silencio, abarca todos los territorios y deja al espectador una gran libertad de elección", decía Hugo Gutiérrez Vega, consejero cultural de la Embajada de México, en el catálogo de la exposición.

Arte y literatura

Entre la literatura y el arte, Fernando del Paso trata a duras penas de conjugar ambas formas de expresión. La edición mexicana de Palinuro apareció con un dibujo suyo en portada, y desde hace algún tiempo trabaja en un proyecto de novela ilustrada por él mismo, Castillos en el aire.La iniciación de Fernando del Paso en el mundo de la pintura, por el que se sintió secretamente atraído desde su infancia, se materializó en 1974, cuando abandonó temporalmente la redacción de Palinuro para dedicarse a montar una exposición en el Institute of Contemporary Arts, de Londres. Desde entonces reside regularmente, con su esposa, Socorro, y cuatro hijos, en la capital británica, donde trabaja en los servicios latinoamericanos de la BBC.

Al mundo de la literatura, Fernando del Paso entró por el umbral de la poesía, con unos Sonetos de lo diario, que publicó en la colección El Unicornio, en 1958, dos años después de abandonar los estudios de Biología y Economía que seguía en la Universidad Nacional de México.

El primer paso adelante en este campo fue el resultado de los siete años de trabajo que consagró a escribir su primera novela, José Trigo, publicada por la editorial Siglo XXI en el año 1966, que recibió el Premio Nacional de Literatura Javier Villaurrutia.

En esta voluminosa novela, que hoy se incluye en los programas de Literatura Latinoamericana de muchas Universidades, la crítica detectó una potente voluntad de expresión, así como cierta inexperiencia técnica que denotaba el abuso de experimentalismos que a veces desembocaba en un deliberado artificio encubridor de una sabiduría tal vez excesiva y falta de maduración,

Tras concluir Palinuro, Fernando del Pasó emprendió su tercera novela, Noticias del Imperio, basada en la trágica historia de Fernando Maximiliano, emperador de México; su esposa, Carlota, y el presidente Benito Juárez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 1982