Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un misil capaz de destruir tres ciudades a la vez

El misil soviético SS-20, cuya instalacíón en Europa el presidente Leónidas Breznev ha prometido congelar, es uno de los más modernos del arsenal soviético y sustituye paulatinamente a los SS-4 y SS-5, de concepción más antigua.Este arma euroestratégica de alcance medio (4.500 kilómetros) posee tres cabezas nucleares itidependientes. Gracias a esta triple cabeza, un solo cohete SS-20 puede destruir casi simultáneamente tres ciudades como Bremen, Rotterdam y Amberes, que son también tres puertos potenciales de desembarque norteamericano en Europa.

El cohete, de dos pisos, tiene una longitud de 16,8 metros, un diámetro de dos metros y utiliza combustible sólido.

El SS-20 es disparado desde una rampa de lanzamiento móvil instalada en un camión y alcanza sus objetivos con gran precisión -unos 400 metros- en comparación con los misiles SS-4 y SS-5 que tienen un alcance de 1.900 y 4.100 kilómetros, respectivamente.

¿Cuántos son?

La propuesta de Leónidas Breznev de suspender la sustitución de los SS-4 y SS-5 por los SS-20 plantea nuevamente la pregunta del número exacto de los nuevos misiles soviéticos instalados.

Las cifras recientes, publicadas en Bonn el pasado 5 de marzo, señalan que 288 cohetes SS-20 han sido hasta ahora desplegados por la URSS y que unos 200 apuntan a los países europeos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Los misiles de alcance medio SS-20, que tienen un radio de acción de 4.500 kilómetros, empezaron a ser desplegados en la parte europea de la Unión Soviética a partir de 1977 para sustituir a los 500 SS-4 y 100 SS-5 instalados en entre 1959 y 1961.

En 1979 habían sido ya instalados 120; en julio de 1980, 150, y en febrero de 1981, 200; según datos suministrados por fuentes militares occidentales.

El 29 de septiembre de 1981, el secretario norteamericano de Defensa, Caspar Weinberger, presentó un informe titulado El poderío militar soviético. Según los responsables del Pentágono, la URSS ha iiicrementado constantemente el número de ojivas nucleares capaces de alcanzar no sólo el territorio europeo, sino también el chino y el japonés.

Hace seis meses, la Unión Soviética poseía aproximadamente 200 SS-20, provistos cada uno de tres ojivas.

El 2 de marzo pasado, Leónidas Zamiatine, miembro del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), anunció que su país había interrumpido el despliegue de los SS-20 en la parte occidental de la URSS desde la visita a Boiin en noviembre del presidente Leónidas Breznev.

Por último, el presidente norteamericano Ronald Reagan declaró el 15 de marzo que, desde que forniuló en noviembre su propuesta de Opción cero, los soviéticos habían añadido 50 SS-20 más a su arsenal.

En total, según las cifras norteamericanas, el Kremlin posee ahora 300 cohetes SS-20 con un total de 900 cabezas nucleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1982