Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Las cinco organizaciones guerrilleras de Colombia rechazan la amnistía

La ley de Amnistía presentada, hace cuatro meses al Congreso colombiano por el presidente, Julio César Turbay, ha recibido la aprobación definitiva del Senado, en medio de la abierta oposición de sus posibles destinatarios: las cinco organizaciones guerrilleras que operan en el país. En estas circunstancias parece poco probable que la ley consiga el propósito pacificador anunciado hace ocho meses por el primer mandatario colombiano.

Apenas dos días después de que el Senado diera luz verde a laamnistía política, era descubierto en la madrugada del sábado el cadáver del estadounidense Charles A. Bitterman, asesor económico del Instituto Lingüístico de Verano (ILV). Esta organización norteamericana lleva a cabo proyectos de ayuda en 34 poblaciones indígenas, con unos planes que se extienden hasta el año 1995. En repetidas ocasiones ha sido acusada de estar conectada a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de servir a los intereses de las empresas trasnacionales.

El secuestro de Charles A. Bitterman fue supuestamente reivindicado Públicamente por el grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19), como forma de presión para que el ILV abandona.se el país. Dirigentes de esta organiza ción desmintieron, sin embargo, su participación en el secuestro y el mismo domingo hacían público un comunicado en el que negaban cualquier- complicidad con la muerte del ciudadano estadounidense. Según su versión, ha sido la propia CIA la que ejecutó a Bitterman, en un intento de desprestigiar al M-19. La dirección guerrillera anuncia para los próximos días pruebas irrefutables de que nada tuvo que ver con su secuestro y posterior asesinato.

Al margen de la confusa participación del M-19 en este suceso -el mentís de sus principales dirigentes no anula la posible existencia de un comando loco-, nadie se hace demasiadas ilusiones en Colombia sobre el efecto pacificador que vaya a tener la amnistía. Aunque el ministro del Interior haya anticipado que desde ahora se empezarán a estudiar los mecanismos legales para levantar el estado de sitio que rige en la nación desdehace treinta años.

Aunque el M-19 es la organización guerrillera más conocida, por sus espectaculares acciones, otros cuatro grupos armados operan en distintas zonas del país. El ministro de Defensa, general Luis Carlos Camacho, acusó a la URSS y Cuba de ayudar y entrenar a la guerrilla, que recibiría dinero a través de unared que, pasaba por Praga y París. La concesión de becas por parte de la Universidad Patricio Lumumba de Moscú y el,entrenamiento de 749 guerrilleros en Cuba formarían parte de este apoyo a las organizaciones guerrilleras. Tupamaros uruguayos y montoneros argentinos estarían también en contacto con la guerrilla colombiana.

El general Camacho precisó que a finales del pasado año los grupos guerrilleros carecían de posibilidades reales de derrocar al Gobierno, aun sumando todos sus efectivos, que según el ministro no pasaban de 1.830 hombres armados.

Grupos armados

El M-19 surgió el 19 de abril de 1974, tras unas elecciones que ganó el conservador Misael Pastrana.Los seguidores del general y ex dictador Carlos Rojas acusaron al presidente Carlos Lleras de fraude y un grupo de la Alianza Nacional Popular (Anapo) decidió crear este brazo armado que se autotituló Movimiento 19 de Abril. Algunos observadores han creído ver semejanzas con el nacimiento de los montoneros dentro del Partido Justicialista argentino.

Sus acciones más espectaculares han sido el robo de 5.000 armas del Cuartel General de los Institutos Militares, en enero de 1979; el secuestro, hace un año, de dieciocho diplomáticos en la Embajada de la República Dominicana en Bogotá, y hace unos meses, el secuestro de un avión unas horas antes de que nueve jefes de Estado y de Gobierno asistieran en Santa Marta (Colombia) a los actos conmemorativos del sesquicentenario de la muerte de Simón Bolívar. Todas estas acciones habrían sido llevadas a cabo por un grupo que, según el general Camacho, no cuenta más que con 165 hombres, dirigidos por Jaime Batemán, y 102 armas. Su campo de operaciones está en Bogotá y sus alrededores.

El titular de Defensa considera que la organización más nutrida -765 efectivos y 513 armas largas- son las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que operan en extensas zonas rurales del país y a las que se considera ideológicamente próximas al Partido Comunista colombiano. El Ejército Popular de Liberación (EPL) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) suman, siempre según los servicios militares de información, otros 455 hombres, armados de 216 fusiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1981

Más información

  • Las medidas de gracia no afectarán a condenados ni procesados