Crítica:TEATRO
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El viejo juguete

El «juguete cómico» era un género que se definía con su propia humildad: algo para un regreso a la infancia del espectador, algo para divertirse, reír de una manera traumática, nerviosa, como a quien le hacen cosquillas. Hay algunas pequeñas obras maestras en ese género menor. Rematadamente locos no lo es; pero mantiene la fórmula, la construcción y sirve -como antes- para que los actores se desborden.En esta época de impostores del gran teatro, gusta ver a los cómicos entregados a su trabajo con entusiasmo, gesticulando sin límites, gritando a todo gritar, exagerando sus miedos, sus asombros, lo insólito de sus situaciones y entrando en contacto con su público: un público más que sencillo, más que llano, decididamente proclive, que entraba ya en la sala con la boca curvada para la risa.

Rematadantente locos, de Víctor Valdés

Intérpretes: Trini Alonso, Pedro Valentín, Alfonso del Real, Isabel Huerces, Pedro Peña. Dirección: Eugenio García Toledano. Teatro Alfil 5-XII-79.

Todo, con los personajes de antes: el hombre que está en una situación que no comprende, la sorda que altera el significado de lo que se dice, y la burla de lo trágico: el médico que no distingue un vivo de un muerto, el agente funerario convertido en caricatura. Un gran salto atrás. Pero no sólo del autor y de los cómicos: un salto atrás de los espectadores.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS