Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mural de Miró para el Palacio de Congresos

Joan Miró ha terminado el boceto del mural de cerámica que será instalado en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid. El mencionado boceto fue presentado ante el ministro de Cultura, Manuel Clavero, en un acto celebrado el pasado martes en la capital de España. Asistieron también el poeta Rafael Alberti y el director de la galería Marght, de Barcelona, Francisco Farreras.El boceto es una pintura sobre papel, realizada con colores muy vivos. El mural irá en la entrada principal del Palacio de Congresos y tendrá unas dimensiones de sesenta metros de alto por diez de ancho. Fue un encargo del Gobierno al artista catalán.

Una vez terminado el mural, el boceto quedará instalado definitivamente en el Museo de Arte Contemporáneo, como regalo personal de Joan Miró.

El mural será realizado por Joan Gardy Artigas, escultor y ceramista, quien ha declarado que no le será difícil ejecutar la idea plástica de Miró, con el que ha trabajado con anterioridad. El señor Artigas es hijo del gran ceramista Josep Llorens Artigas.

El mural se estructurará por placas de veinte por treinta centímetros, en gres. Constará de 10.000 placas.

La obra se Inaugurará en septiembre de 1980, con motivo de la Conferencia Europea de Seguridad y Cooperación, que se celebrará en el mencionado Palacio de Congresos y Exposiciones.

Premio Joan Miró de dibujo

El artista japonés Shichiro Enjoji obtuvo el primer premio de dibujo Joan Miró en un concurso convocado por la fundación que lleva el nombre del creador catalán y fallado recientemente en Barcelona. Con motivo de la concesión de este premio se mantiene abierta, en la sede de la fundación, una exposición de los dibujos presentados al certamen. La muestra se clausurará el próximo 9 de septiembre. Están presentes en ella las 375 obras seleccionadas, de las que son autores artistas de veintiocho países.

La segunda mención de este certamen, considerado como uno de los más importantes del mundo en su género, fue para el escultor español José Abad, quien obtuvo en la primera votación mayor puntuación que el ganador nipón. La primera mención fue para la rumana Doina Simionescu. El jurado estuvo presidido por el crítico de arte Alexandre Cirici Pellicer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 1979