Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestaciones anticomunistas en la Universitat Catalana d'Estiu

Ayer finalizó en la localidad francesa de Prada de Conflent la edición del presente año de la Universitat Catalana d'Estiu, organizada por el CIub Rossellonés d'Estudis Catalans (CREC).La nota dominante de este curso ha sido -en palabras del escritor Pere Verdaguer, dirigente del CREC- «un anticomunismo muy denso y lamentable». En efecto, entre los 800 asistentes, las recientes posturas políticas de los comunistas catalanes provocaron muy vivas reacciones de oposición.

Ello fue particularmente importante entre los numerosos estudiantes valencianos presentes en Prada, debido a la posición de los comunistas de no reconocer la necesidad de la creación de un Gobierno autónomo de Valencia desde el. mismo momento de la «ruptura pactada», hecho que hizo fracasar el último encuentro entre la Assemblea de Catalunya y la Taula de Forces Polítiques i Sindicals del País Valenciá.

El pasado viernes por la noche, varios centenares de estudiantes -entre los que predominaban los valencianos- montaron una falla, cuyo ninot representaba al Partit Socialista Unificat de Catalunya. Mientras la efigie del citado partido era quemada, varios cientos de estudiantes bailaban alrededor de la falla y coreaban gritos de profunda hostilidad contra los comunistas catalanes. Estos últimos prácticamente no estuvieron presentes en la mayoría de las actividades desarrolladas este año en Prada, lo cual constituyó una auténtica novedad, ya que en otras ediciones su actividad política en la Universitat Catalana era muy intensa.

Otra novedad propia de este año fue el éxito obtenido por la sección de Antropología Sexual. La presencia de un ex jesuita que se declaró homosexual activo, dio a las clases por él dictadas un aire inefable.

Durante la celebración del curso fue firmado un escrito dirigido al presidente del Gobierno, Adolfo Suárezen el que se protestaba contra sus recientes declaraciones a Paris Match, las cuales eran consideradas no acordes con la vigencia y aptitud científicas de la lengua catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 1976