Muere la escritora estadounidense Joan Didion a los 87 años

La gran cronista californiana, autora de ‘El año del pensamiento mágico’, ha fallecido en su casa de Manhattan

La escritora Joan Didion cubre una manifestación 'hippy' en San Francisco, en 1967.

Joan Didion, la gran cronista del movimiento hippy y de la guerra de El Salvador y una de las precursoras del Nuevo Periodismo, ha fallecido este jueves en Nueva York a los 87 años, según la editorial que la publicaba, Knopf. Autora de una decena de obras y de centenares de artículos, su libro El año del pensamiento mágico fue su presentación a los lectores en castellano. Didion sufría desde hace varios años la enfermedad de Parkinson y esta ha sido la causa de la muerte, ha señalado su editor a través de un correo electrónico, citado por The New York Times.

Nacida y criada en California, Joan Didion pronto se convirtió en una de las cronistas más brillantes e inteligentes de su generación. Su familia emigró a la costa oeste de Estados Unidos en el siglo XIX rumbo a una vasta región que era entonces considerada la última frontera. Nació en Sacramento, la capital del Estado, y desde pequeña contempló su tierra como un enigma por descifrar.

Su madre le regaló su primer cuaderno para escribir cuando tenía cinco años. “Lo hizo para que dejara de quejarme y aprendiera a entretenerme, me dijo que escribiera mis pensamientos”, recordó Didion mucho tiempo después. A los 20 años, se mudó a Nueva York, donde comenzó formalmente su carrera de periodista. En 1956, empezó a trabajar en la edición estadounidense de Vogue, una revista que su madre leía.

Allí creció como escritora bajo los mandos de la volcánica Allene Talmey, una especie de precursora de la temida Anna Wintour, quien golpeaba la mesa con una mano enguantada y adornada con joyas de esmeraldas. “Todo el mundo que la soportaba aprendía a escribir tarde o temprano”, aseguró Didion. Su debut en las páginas de Vogue fue en 1961 con un tema sobre la autoestima y los celos que tuvo que escribir cuando no llegó el texto del autor a quien se lo habían encargado originalmente. Ese artículo ya tiene el eco de una voz profunda y analítica, otro sello característico de su estilo.

Joan Didion, con su marido y su hija en 1976.
Joan Didion, con su marido y su hija en 1976.John Bryson (getty)
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

La experiencia neoyorquina finalizó ocho años después con algo de decepción. Didion volvió a la costa oeste, con su primer libro bajo el brazo. Run River (1963) bebía, como muchas primeras obras, de la experiencia familiar y de historias de gente que conocía en Sacramento, con un especial foco en su padre, un oficial de las Fuerzas Aéreas que sufría una profunda depresión. Volvió a su hogar casada con el escritor de origen irlandés John Gregory Dunne, periodista de Time, con el que, con los años, formó también un dúo creativo durante cuatro décadas.

Didion participó de la revolución estilística que supuso el Nuevo Periodismo estadounidense. Junto a Tom Wolfe, Hunter S. Thompson o Gay Talese, fue una de las firmas que contribuyó a transformar la forma en que se escribían los artículos de prensa mediante el empleo de técnicas narrativas propias de las novelas. Fue una mujer en un mundo de hombres, pero a diferencia de ellos, esta diminuta mujer de algo más de 40 kilos y 1,57 metros de altura, nunca se convirtió en un personaje de sus historias periodísticas.

Aportó su visión californiana, con un aire relajado y escéptico a temas tan variados como el grupo de activistas afroamericanos conocido como Panteras negras, las autopistas de la ciudad o la vida cotidiana en un suburbio de San Bernardino. Uno de sus reportajes más famosos contó en primera persona la revolución de los hippies que tomó por asalto las calles de San Francisco. En otro ensayo, planteó una carta de amor a John Wayne, cuyo flechazo sintió desde niña, cuando iba al cine con su familia tres o cuatro veces por semana. En aquellos años perfiló también a la estrella del rock Jim Morrison. “Me gusta sentarme y ver lo que la gente hace, no me gusta hacer preguntas”, escribió Didion.

Didion escribió 19 libros. Sus obras de ficción mejor valoradas por la crítica fueron Según venga el juego y Una liturgia común. También publicó largos reportajes sobre la guerra civil en El Salvador y sobre la emigración cubana en Miami, que fueron publicados como sendos libros, Salvador y Miami. Las notas de investigación de sus textos periodísticos se guardan ahora en la Universidad de California en Berkeley. Junto con Dunne, la autora también probó suerte como guionista para Hollywood. En 1971 el matrimonio firmó Pánico en Needle Park, uno de los primeros papeles protagonistas de Al Pacino. Cinco años después escribieron Nace una estrella, una adaptación que ha gozado de nueva fama tras la versión con Bradley Cooper y Lady Gaga.

Joan Didion en la ceremonia en la que el presidente Barack Obama le concedió la Medalla Nacional de Humanidades, el 10 de julio de 2013.
Joan Didion en la ceremonia en la que el presidente Barack Obama le concedió la Medalla Nacional de Humanidades, el 10 de julio de 2013.Kevin Lamarque (REUTERS)

En su madurez escribió El año del pensamiento mágico (2005), uno de los relatos de duelo más conmovedores de la literatura contemporánea que se convirtió en un éxito de ventas en Estados Unidos con más de un millón de copias vendidas. En este libro contaba la pérdida de su marido a causa de un infarto en 2003. A esta obra siguió, en 2011, Noches azules, donde Didion profundizó en el duelo por su única hija, que había sido adoptada. Además de libros de madurez, también son dos obras muy personales que supusieron un descubrimiento para los lectores en español, para quienes hasta entonces Didion era una autora apenas conocida.

En los últimos tiempos, el mundo de la moda, a través de una campaña publicitaria de Céline en 2015, contribuyó a ampliar su potente imagen de icono cool. El documental de Netflix Joan Didion: El centro cederá, dirigido por Griffin Dunne, el sobrino de su esposo, trató en 2017 de descifrar su enigmática popularidad.

En 2012, el entonces presidente Barack Obama le otorgó la Medalla Nacional de Humanidades. En una ceremonia en Washington, el mandatario expresó su sorpresa por que la condecoración llegara tan tarde en la vida de Didion. “Es una de las mentes más brillantes y una de las observadoras más respetadas de la política y cultura estadounidense”, declaró Obama. A pesar de una vida en California, Didion pasó sus últimos años en un apartamento del Greenwich Village de Nueva York, del que apenas salía.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS