Lo que Sánchez y Casado le cuentan de la España de hoy a Machado

El presidente del Gobierno y otros políticos e intelectuales escriben cartas a los dos hermanos poetas por su exposición en el Instituto Cervantes

Antonio (izquierda) y Manuel Machado, en una imagen sin datar.
Antonio (izquierda) y Manuel Machado, en una imagen sin datar.ALFONSO SÁNCHEZ PORTELA
Más información
La obra de Antonio Machado ya es de todos
La última carta de Antonio Machado ve la luz en Madrid
Consulta las cartas de los líderes políticos

“En esa España que te heló el corazón, Antonio, hoy te quieren todos”. Así se expresa el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la carta de tres páginas que envió al Instituto Cervantes con motivo de la exposición Los Machado. Fondos de la Colección Fundación Unicaja, clausurada el 9 de febrero en la sede de la institución en Madrid. La muestra, que reunía documentos como la última carta que escribió Antonio Machado unos días antes de morir, fotografías, obras de teatro escritas al alimón por los Machado, libros… incluyó “un buzón”, abierto de manera permanente y a todo el público, en el que el Cervantes invitó a participar también a los principales partidos con representación parlamentaria. Además de la de Sánchez, entre las 150 misivas recibidas hasta ahora, están las del vicepresidente, Pablo Iglesias, de Unidas Podemos; los líderes de PP y Ciudadanos, Pablo Casado e Inés Arrimadas, y formaciones como Teruel Existe. Vox y partidos nacionalistas e independentistas han declinado, por el momento, esta propuesta, a la que se han sumado numerosos escritores e intelectuales.

Sánchez dice en su carta que obras como Campos de Castilla o Juan de Mairena, de Antonio Machado, están “llenas de sabiduría” y que a “varias generaciones” estas les han cambiado “la forma de entender España y entender la vida”. En el texto describe a Antonio Machado, que falleció en Colliure el 22 de febrero de 1939, tras cruzar los Pirineos huyendo del avance de las tropas de Franco, como “afable, culto y un ser humano de principios republicanos, melancólico y solitario”.

En tono solemne añade que “la biografía” del menor de los Machado “se ha convertido casi en una leyenda” y recuerda cuando hace unos meses visitó la tumba del poeta para ponerle unas flores, “por aquella guerra que te expulsó de tu patria y que perdimos todos”. “Ahora, estamos empeñados en seguir construyendo la España que anhelabas, ilustrada, en paz, diversa, solidaria. Una España capaz de reivindicarte a ti sin denigrar a tu hermano Manuel”. Esta es apenas la única mención en tres folios, junto a dos versos suyos, del también poeta y dramaturgo, fallecido el 19 de enero de 1947 y que optó por el bando de los sublevados en la Guerra Civil. Sánchez acaba su misiva: “Los días azules son, ahora, los días del futuro”, en alusión al verso que se encontró en un bolsillo de la chaqueta de Machado ya fallecido: “Estos días azules y este sol de la infancia”.

La carta de Casado, de tres párrafos, señala que se “puede ser machadiano de cualquiera de los dos hermanos” y que el tiempo ha ido aproximando sus versos “hasta hacernos dudar, a veces, de quién de vosotros escribió esa copla o aquel cantar”. El presidente del PP se dirige a ambos para asegurar que los dos hermanos admirarían “la España moderna que hemos logrado hacer”, en la que “solo han sido desterrados los caínes”, con una democracia “fundada no sobre el olvido, sino sobre la reconciliación”. Casado acaba con una mención a la actualidad del país y de Europa. “Los nacionalismos, los populismos y otros fantasmas de vuestra época vuelven a amenazarnos”, pero la respuesta de los españoles “va a estar a la altura”, agrega. “Si algo hemos aprendido es que no podemos afrontar nuestros problemas desde dos bandos sino como un solo país”.

Iglesias, también en una breve misiva, plagada de referencias literarias, apunta que habría quien esperase de él “una carta sectaria con un Machado bueno y un Machado malo o, lo que es peor, equidistante, semejante a esas novelas y películas sobre la guerra civil con una Vaquilla-España muerta por la intolerancia” (en alusión a la película La vaquilla, de Luis García Berlanga). Sin embargo, el vicepresidente segundo aunque afirma que ha citado a Manuel Machado en sus mítines, del contraste de carácter e ideas entre ambos se queda con el “Machado de la rabia y la idea, el que decía por boca de Juan de Mairena que la patria es, en España, un sentimiento popular del cual suelen jactarse los señoritos”.

Inés Arrimadas usa un tono más naíf: “Ustedes se lo han perdido pero estamos en la época del correo electrónico, el whatsapp…”, señala para hablar de las formas actuales de comunicación y de las cartas de los Machado que se mostraban en la exposición. “Yo me dedico a la política. Y créanme que daría muchas cosas por poder sentarme con ambos y escuchar qué opinan de la España de hoy”, continúa. Arrimadas glosa las virtudes del país: sus escritores, cineastas, músicos, artistas, la elevada cifra de donantes de órganos, los jóvenes que trabajan en el voluntariado…

De las cartas de intelectuales, destaca la del hispanista irlandés Ian Gibson, biógrafo de Antonio Machado, que habla de que otra vez están “a la gresca las dos Españas”. Gibson se dirige a los dos poetas, “que compartían convicciones republicanas”. Primero se pone en la piel de Manuel, a quien el golpe de Estado sorprendió en Burgos y no pudo regresar a Madrid, por lo que “pasó los tres años de la guerra penosamente separado de su familia”. De Antonio destaca su poesía elegiaca, “que alcanza las cumbres más altas de la lírica europea”. Al final, Gibson salta al presente y menciona la exhumación de Franco del Valle de los Caídos: “Uno de los días más felices de mi vida”.

Consulta las cartas íntegras

Consulta aquí las cartas que los principales líderes políticos han dirigido a los hermanos Machado a través del Instituto Cervantes:

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine
APÚNTATE

Sobre la firma

Manuel Morales

Periodista de la sección de Cultura, está especializado en información sobre fotografía, historia y lengua española. Antes trabajó en la cadena SER, Efe y el gabinete de prensa del CSIC. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster de Periodismo de EL PAÍS, en el que fue profesor entre 2007 y 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS