Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fotos inéditas de Sobibor aportan pruebas de la parte desconocida de la ‘Shoah’

Los expertos creen haber identificado en ellas a John Demjanjuk, un criminal de guerra ya fallecido que fue condenado en 2011

Miembros de las SS se relajan en el patio del comedor de Sobibor en 1943. Ver fotogalería
Miembros de las SS se relajan en el patio del comedor de Sobibor en 1943. EL PAÍS

La presentación en Berlín de medio centenar de imágenes inéditas ha supuesto un salto cualitativo en la memoria gráfica de la Shoah (el Holocausto en hebreo). Se trata de imágenes del campo de exterminio nazi de Sobibor, en Polonia, entregadas por descendientes de Johan Niemann, subcomandante del campo, a historiadores de crímenes nazis. Apenas había hasta ahora documentos gráficos del campo, uno de los más letales. Los expertos sostienen que es probable que aparezca en ellas John Demjanjuk, uno de los nazis más buscados durante mucho tiempo hasta su muerte.


Aunque la colección del comandante del campo asciende a 361 imágenes, solo medio centenar corresponden a Sobibor. Dos de ellas, además, muestran con “probabilidad” al temible guardia Demjanjuk, según indicó Martin Cüppers, director científico del centro de investigación de crímenes nazis de Luisburgo, de la Universidad de Stuttgart. Demjanjuk fue condenado en 2011 en Alemania a cinco años de cárcel por su colaboración en el asesinato de 28.000 personas en Polonia durante los meses de 1943 que pasó como vigilante del campo. Demjanjuk negó haber estado en Sobibor y pasó gran parte de su vida en Estados Unidos hasta ser deportado a Alemania en 2009. Murió en 2012, en una residencia de ancianos cerca de Múnich.

El hijo de Demjanjuk negó en un comunicado enviado a la agencia Reuters que se tratara de su padre y consideró que no se pueden extraer semejantes conclusiones a la vista de las fotografías. Las imágenes han sido analizadas con la colaboración de la policía criminal de Baden-Wurtemberg, al sur del país. Las conclusiones son el resultado de la investigación técnica policial, junto con el análisis de historiadores.

Entrada al campo de exterminio de Sobibor (1942-43). ver fotogalería
Entrada al campo de exterminio de Sobibor (1942-43).

Las imágenes de la colección Niemann arrojan nueva luz sobre la Operación Reinhard por la que los nazis asesinaron a 1,8 millones de judíos en la Polonia ocupada, la mayoría en Treblinka, Sobibor y Belzec.

En una de las imágenes se ve por ejemplo la entrada del campo de Sobibor en la primavera de 1943. Junto a la bandera con la esvástica y al rótulo en el que se lee Sonderkommando, se puede ver a dos guardas y una vegetación tupida sobre la valla, destinada a impedir que se viera el interior del campo. Otra es una vista desde una torre de vigilancia, desde donde se puede apreciar la zona destinada a trabajos forzados y a un preso, así como a dos guardas patrullando.

Las imágenes ilustran también la vida de los oficiales del campo. En una de ellas se puede ver a un grupo, incluido Johan Niemann, junto a dos cocineras bebiendo en un ambiente distendido alrededor de una mesa en Sobibor. Otra muestra una sesión de entrenamiento de los guardas, uno de los cuales podría ser Demjanjuk, según los historiadores.

Niemann murió en el campo por la sublevación de los prisioneros en 1943. Su colección de imágenes ahora se recoge en un libro titulado Fotos de Sobibor, presentado en Berlín. “Un total de 361 fotos, entre ellas dos álbumes completos y numerosos documentos escritos, ilustran de forma única la biografía de un actor en los crímenes nazis que ha sido hasta ahora en buena medida desconocido. La colección documenta la carrera de Johann Niemman durante el nacionalsocialismo”, consideró Cüppers.

El subcomandante de Sobibor fue también guarda en los campos de Esterwegen y Sachsenhausen. En otoño de 1939 fue reasignado al programa de eugenesia Aktion T4 para matar a discapacitados físicos y mentales. Más de 700.000 personas fueron asesinadas como parte de los planes nazis. De allí, fue destinado a Belzec, donde se puso en marcha la Operación Reinhard. En 1942 fue promocionado como subcomandante en Sobibor.

Esa trayectoria aparece documentada en la colección que, según los investigadores, sobrevivió gracias a la muerte del propio Niemann, que hizo que las imágenes no se destruyeran por miedo a una investigación criminal. La colección será expuesta en el museo del Holocausto en Washington.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >