Música

John Legend: “Estados Unidos corre peligro de ser un país que se dice democrático y no lo es”

El artista ha publicado su nuevo disco, 'Bigger Love', en medio de las protestas desatadas por el asesinato de George Floyd

John Legend este año.
John Legend este año.Rebecca Cabage / AP

En 1994, un periódico local de Dayton (Ohio), publicó el ensayo ganador de un concurso impulsado por McDonald’s en el que se respondía a la pregunta “How Are You Gonna Make Black History?” (¿Cómo vas a mejorar la historia de los negros?). El autor era John Stephens, estudiante de 15 años, que escribió: “Planeo utilizar mis habilidades sociales y mi talento musical para ser un modelo positivo para mis compañeros afroamericanos. Imagino una carrera musical exitosa que me permitirá obtener visibilidad en la comunidad. Esto me pondrá en una posición de gran influencia, que utilizaré para ser un modelo para el avance de los negros en América”.

John Stephens en el escenario se llama John Legend, ahora tiene 41 años y vive exactamente según lo que afirmó en ese ensayo. A menudo lo presentan como un EGOT, es decir, como el ganador de Emmy, Grammy (11), Oscar y Tony. Su canción más famosa, All of Me, llegó a ser reproducida en YouTube hasta casi 2.000 millones de veces y gracias a sus éxitos ha podido convertirse en un punto de referencia para el activismo, comprometiéndose con asuntos sociales como la justicia, la lucha contra el SIDA, la sanidad universal y, sobre todo, los derechos de los negros. El viernes pasado editó su nuevo disco, Bigger Love (del que ya se lanzaron la canción homónima, Conversation In the Dark y Actions), en medio de las protestas que están sacudiendo Estados Unidos por la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis, al que se ha añadido la de Rayshard Brooks en Atlanta en la noche del 13 de junio.

“La música no va a curar ninguna enfermedad, no va a resolver los problemas del mundo, pero las personas necesitan una ayuda para superar los momentos difíciles y he pensado que este álbum podría serlo”, dice a EL PAÍS desde su casa en Los Ángeles. Legend ha definido Bigger Love como una “celebración de la música negra” que rinde homenaje a sus influencias: Nat King Cole, Stevie Wonder, Marvin Gaye... Es también un álbum que habla de amor, una palabra que en su caso no hay que dar por descontada porque le permitió perdonar a su madre (que tras la muerte de su abuela se hizó drogadicta y le abandonó unos años) y crear una familia que encanta a los usuarios de Instagram con la modelo Chrissy Teigen, con la que ha tenido dos hijos, Luna y Miles.

Y en este momento histórico la necesidad de un amor “más grande” se hace urgente. El artista ha firmado una carta de Black Lives Matter que pide el recorte de los salarios y del presupuesto de la policía para invertirlo en la salud, en la educación y en los programas comunitarios, aunque sabe que difícilmente esto va a pasar con un presidente como Donald Trump, al que llamó “santurrón” con una “mente enferma”. “Pienso que la mayoría blanca sufrió un duro golpe cuando fue elegido un presidente negro [Obama] y por eso quisieron reclamar el país. Otras personas se sintieron poco cómodas en votar por una mujer, Hillary Clinton, y luego hay otras cosas, como la interferencia rusa, la carta de Jim Comey [exdirector del FBI], que cuestionó injustamente la integridad de Hillary Clinton. Y pienso también que mucha gente quedó hipnotizada por este outsider cuyo nombre tiene mucho reconocimiento y prometió romper el sistema”, afirma hablando de las razones que llevaron a la elección del magnate.

Sin embargo, para Legend el actual presidente es solo la punta del iceberg de un sistema basado sobre “la diferencia racial”, que forma tanto parte del ADN estadounidense que parece “difícil erradicarla”. “Incluso ahora puedes ver los efectos de esto, aunque muchas de las políticas ya son ilegales. El hecho de que muchos negros vivan mal es el resultado de la segregación de hace décadas. El estigma de la criminalidad de la gente negra forma parte de la percepción sobre los afroamericanos desde la esclavitud. Vemos muchos rasgos de esa política hoy en día y sobre todo en la interacción con la policía. Y lo vemos con la crisis de la covid-19 porque la gente negra vive en barrios segregados expuesta a un ambiente peor, con mucha contaminación e inferior salud. La pandemia ha hecho visible estas desigualdades”, zanja.

“Pienso que la mayoría blanca sufrió un duro golpe cuando fue elegido un presidente negro [Obama] y por eso quisieron reclamar el país. Otras personas se sintieron poco cómodas en votar por una mujer”

Durante la ceremonia de los Oscar de 2015, donde ganó el premio a la mejor canción original por Glory, del filme Selma, Legend hablaba de “control correccional”, considerando el presente como una consecución de la esclavitud. Las protestas de estos días representan una “oportunidad para que haya un cambio real en el sistema”, precisamente porque tienen una base “multirracial”. En las próximas elecciones de noviembre, no estará su candidata favorita, Elizabeth Warren, pero apoyará a Joe Biden, confiando en que traerá en su administración a varios progresistas. La clave será retomar “el discurso de Obama, cuyos avances acabaron por ser desmantelados por el mandato de Trump”.

El sueño americano

La historia de John Legend encarna el mito del sueño americano. Su madre dirigía un coro en una iglesia pentecostal y su padre tocaba la batería, por lo que siempre estuvo rodeado de música. Cuando era pequeño, la familia se reunía alrededor del piano de su abuela para cantar algunas canciones, como se ve en las películas navideñas. Legend no se cansa de repetir en todas las entrevistas que la humildad es lo más importante para él y que esto se debe al ejemplo que le han dado sus padres. “Pese a no tener mucho dinero, adoptamos niños, ayudamos a los sintecho, dimos de comer a la gente”, dice.

Cuando tenía 10 años, su abuela murió y su madre cayó en una depresión tan fuerte que causó la destrucción de la familia. Sus padres se divorciaron y ella desapareció de su vida más de una década. En 2006, Legend ganó tres Grammy por su primer álbum, Get Lifted, y a la ceremonia invitó 20 personas, incluida a su madre.

La revista People le ha reconocido incluso como “el hombre más sexy” el año pasado y cada vez que se le recuerda esto se ríe con gusto. Legend se considera “un afortunado”, “uno de los pocos” que ha alcanzado el sueño americano, que “para la mayoría es inaccesible”. La reelección de Trump en este sentido es un peligro: “Ha desmantelado la estructura del Gobierno. Esencialmente ni siquiera está gobernando. Hay muchos países en el mundo que se dicen democráticos pero no lo son y Estados Unidos puede convertirse en uno de ellos. Si [Trump] es reelegido, será siempre peor”.


Más información

Lo más visto en...

Top 50