Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netflix renuncia a un gran estreno en salas de ‘El irlandés’, de Martin Scorsese

La plataforma no logra un acuerdo con las grandes cadenas de exhibidores y su apuesta cinematográfica del año se verá en salas independientes, como 'Roma'

Fotograma y tráiler de promoción de 'The Irishman', de Netflix.

La nueva película de Martin Scorsese es uno de los acontecimientos del año en cine, pero no se podrá calificar de “gran estreno”. Netflix anunció este martes que El irlandés estará en salas el 1 de noviembre y en su plataforma el día 27 de ese mes. Los planes anunciados significan renunciar al estreno amplio de El irlandés en grandes cadenas de exhibición, como habría sido habitual para una película que aspira a los Oscar.

El irlandés ha quedado atrapada en la guerra que Netflix mantiene con los exhibidores por el modelo de negocio de la distribución del cine. Netflix, volcada en la producción de cine para establecerse como un estudio de Hollywood a la misma altura que los históricos, necesita estrenar en salas para acceder a los premios de la industria. Al tiempo, como su negocio son las suscripciones, pretende que sus películas estén disponibles para sus abonados en streaming a la vez que las estrena en salas.

Los exhibidores ven amenazado su negocio, cuyo modelo consiste en tener las películas en exclusiva en salas durante tres meses -de media- antes de que el público pueda verlas en su salón. Por eso se niegan a estrenar películas de quien consideran el enemigo, y mucho menos si se puede ver a la vez en casa.

El año pasado, la película Roma, de Alfonso Cuarón, ya se vio atrapada en este dilema. Netflix aspiraba a su primer Oscar a mejor película con el drama mexicano, pero para poder estrenarlo tuvo prácticamente que subvencionar las salas. Finalmente, el boca a oreja logró crear cierta demanda y Roma se estrenó en 900 salas en todo el mundo. Fue nominada a 10 oscars. Para algunos, la falta de un estreno masivo fue clave para que no lograra el galardón principal.

El drama mexicano, sin embargo, era un contendiente extraño para los trofeos de la Academia de Hollywood, que gracias a Netflix logró una distribución que sorprendió al propio Cuarón. El irlandés, sin embargo, es un gran estreno de libro. El pasado 31 de julio, Netflix hizo público el primer tráiler de El irlandés para comenzar a construir la expectación por la película en todo el mundo. En las primeras imágenes se podía ver a un verdadero dream team del cine de gánsteres italianos: Robert de Niro, Joe Pesci, Harvey Keitel y Al Pacino comparten pantalla. El guionista es Steven Zaillian. Hay otros elementos que generan expectación, como los efectos especiales de Industrial, Light & Magic para rejuvenecer a los actores en parte de la trama.

Ahora parece que millones de personas que no viven cerca de un cine indie de Los Ángeles o de Nueva York van a tener que ver el resto de la película en las mismas condiciones en las que vieron el tráiler.

Hace una semana, The New York Times informaba de que Netflix llevaba meses tratando de lograr un acuerdo con uno de los mayores exhibidores de Estados Unidos, AMC (11.000 pantallas en todo el mundo) y con la cadena canadiense Cineplex. Fuentes cercanas a Scorsese citadas por el diario aseguraban que el director está empeñado en tener un estreno masivo para su película, como siempre. Netflix estaba dispuesto a dar tres semanas de exclusividad a las salas (finalmente serán exactamente 26 días), pero la media de la industria son tres meses. Además, AMC citaba otras dificultades. La cadena explicó en un comunicado que no podía acortar la ventana de exclusividad para Netflix y mantenerla para los demás estudios. Otra gran cadena, Regal, ni siquiera se sentó a hablar con la plataforma digital.

El fracaso de las negociaciones condena a la película de Scorsese a la exhibición en cadenas pequeñas como Landmark y Laemmle en Estados Unidos, que no garantizan el mismo impacto en taquilla que las grandes salas que se encuentran en los centros comerciales. El hecho de que se trate de una película histórica en la filmografía de Scorsese por la reunión del director con el reparto, y la expectación que esto ha generado, garantiza que habrá cines encantados de ponerla. La película se estrenará el 1 de noviembre en cines de Los Ángeles y Nueva York y el 8 de noviembre en el Reino Unido.

Netflix se hizo con El irlandés cuando Paramount renunció a continuar la producción porque el presupuesto se había disparado hasta los 180 millones de euros. Por comparación, la primera temporada de la serie The Crown, considerada la más cara de la historia, costó 117 millones de euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >