Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Feria del Libro de Buenos Aires abre con una llamada a la desobediencia

El auditorio recibe con una ovación y un 'pañuelazo' a favor del aborto legal a la antropóloga Rita Segato, oradora principal de la apertura de la 45 edición

La antropóloga Rita Segato, oradora principal de la apertura de la Feria del Libro de Buenos Aires.
La antropóloga Rita Segato, oradora principal de la apertura de la Feria del Libro de Buenos Aires. Télam

La Feria del Libro de Buenos Aires inauguró su 45 edición este jueves en un clima de fiesta que fue llenándose de tensión con el correr de los minutos. El puente de diálogo entre Barcelona y Buenos Aires dibujado por los representantes de la capital catalana como ciudad invitada se desmoronó cuando subió al escenario el secretario de Cultura argentino, Pablo Avelluto. Entre abucheos y gritos contra Mauricio Macri, Avelluto habló durante más de 20 minutos con medio auditorio de espaldas antes de dar paso a la oradora principal de la noche, la antropóloga feminista Rita Segato. Fue recibida con una enorme ovación y un pañuelazo a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

Con un discurso titulado Las virtudes de la desobediencia, la antropóloga argentina hizo una férrea defensa del pluralismo: "Para el patriarcado, el capital y los monoteísmos fundamentalistas hay una única verdad, un único dios y una única forma de justicia. Nuestra lógica es trágica en el sentido de que pueden convivir con las inconsistencia".

Segato arremetió también contra la colonización cultural europea y anglosajona, a la que atribuyó la imposición de conceptos ajenos a la realidad latinoamericana. "Me duele saber que un editor de América Latina no tiene las mismas facilidades para circular que una editorial española", señaló en su discurso la intelectual. Lamentó que sea más difícil conseguir libros de países latinoamericanos vecinos de forma directa que a través de España y criticó el rumbo del viejo continente: "Europa siquiera percibe su soledad, soledad que la ha ido llevando lentamente hacia una decadencia de su imaginación creadora, la que en otro tiempo nos deslumbró, y a un tedio insoportable".

La antropóloga llamó a marcar distancias de los movimientos feministas nacidos en otros continentes. "Construyamos nuestra propia desobediencia. No igualemos el Ni Una Menos con el MeToo", subrayó. "El MeToo le hace señas a la paternidad del Estado, a un árbitro de las relaciones, a un abogado en la almohada, en un mundo de individualismo a ultranza. El Ni Una Menos le habla a un nosotros y un nosotras, a una sociedad", diferenció.

"Sí al aborto legal, seguro y gratuito", exclamó Segato al final de su discurso, sumándose a la campaña que exige poner fin a la legislación vigente en Argentina desde 1921. El Código penal contempla penas de hasta cuatro años de cárcel para las mujeres que interrumpan su embarazo excepto en caso de violación o riesgo para la vida o la salud de la madre.

La elección de Segato coincide con un boom de libros vinculados al feminismo. Desde hace meses, casi todas las grandes librerías de Buenos Aires han desplegado mesas sobre esta temática. Junto a los títulos clásicos de Simone de Beauvoir y Virginia Woolf, conviven otros más recientes de la teórica estadounidense Judith Butler, Teoría King Kong, de la francesa Virgine Despentes, o éxitos nacionales como Putita golosa, de Luciana Peker y Contra-pedagogías de la crueldad, de la propia Segato.

En nombre de Barcelona habló Joan Subirats, comisionado de Cultura del Ayuntamiento. "Barcelona y Buenos Aires son dos ciudades aparentemente muy alejadas, pero que son cercanas por una historia común de exilios cruzados y complicidades mutuas", dijo Subirats. Entre los vínculos actuales destacó la gran comunidad argentina residente en Barcelona, muchos de ellos bajo la nacionalidad italiana heredada de sus antepasados.

La capital catalana toma el relevo de Montevideo como ciudad invitada con una comitiva de 75 invitados, entre los que figuran Carlos Zanón, Marina Garcés, Paula Bonet, Eva Baltasar, Maite Carranza, Najat El Hachmi, Alejandro Palomas, Javier Pérez Andújar y y Llucia Ramis, entre otros. La Barcelona literaria traspasará también las puertas de la Feria, con exposiciones como Barcelona-Buenos Aires. Un puente de libros en el Museo Larreta, que pondrá de relieve los vínculos editoriales entre ambas ciudades.

En un año marcado por las elecciones generales del próximo octubre, la política es uno de los temas estrella de esta edición, en la que hay cerca de 1.300 actividades programadas. El plato fuerte será el próximo 9 de mayo, cuando la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner presente su libro, Sinceramente. Acorralada por causas judiciales, la actual senadora aún no ha desvelado si le disputará la presidencia a Mauricio Macri y no se sabe si anunciará su decisión en ese acto. Se espera que una multitud se acerque para verla, por lo que la Feria estudia instalar pantallas gigantes fuera para quienes no entren en la sala. La editorial Sudamericana ha anunciado una primera edición de 60.000 ejemplares y va camino de convertirse en el fenómeno editorial del año.

La Feria del Libro, el mayor evento literario de Argentina, se extenderá hasta el próximo 13 de mayo y se espera que lo visiten más de un millón de personas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información