Oscars

“¿En qué otras películas se ha visto a una protagonista de un pueblo originario hablando mixteco?”

Roma sería la primera cinta en español y mixteco en ganar el Oscar a Mejor Película. El mixteco, la lengua de la "gente de la lluvia”, es la cuarta con más hablantes en México y los ñu savi constituyen uno de los grupos étnicos más grandes del país

En México hablamos en español, pero también en 68 lenguas más. De acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, casi seis millones de mexicanos hablan alguna de las 364 variantes lingüísticas asociadas a 68 lenguas, que a su vez pertenecen a 11 familias lingüísticas distintas. El náhuatl, el chol, el totonaca, el mazateco, el zapoteco, el otomí, el tzotzil, el tzeltal, el maya y el mixteco son las más habladas.

En Roma, la multipremiada cinta de Alfonso Cuarón, se habla mixteco o tu'un savi. Solo esa lengua tiene más de 90 variantes y en México es hablada por unas 471.000 personas que la tienen como lengua primera. De acuerdo con el arqueólogo estadounidense Ronald Spores, “la cultura mixteca se ha desarrollado y mantenido durante más de tres milenios en una extensa región que abarca un territorio de 40.000 kilómetros cuadrados, el cual se extiende del sur de Puebla a la costa del Pacífico y del Valle de Oaxaca al este de Guerrero. La tenacidad y capacidad de adaptación de este grupo por más de 3.000 años merece la atención de todos”.

Ya es de noche y Cleo le canta una canción de cuna en mixteco a una de las niñas que cuida. Terminan de cantarla y le dice: “Ahora sí mi niña, a dormir”. Apaga las luces de la casa y va a lavar los trastes. Luego, antes de hacer sus ejercicios nocturnos y dormir, habla con Adela, con quien intercala el mixteco y español como si fueran una misma lengua. El personaje que interpreta Yalitza Aparicio está basado en Liboria Rodríguez, una mujer de origen mixteco que comenzó a trabajar con la familia del director mexicano Alfonso Cuarón cuando apenas tenía 9 meses y cuya historia de vida es la base para la película Roma. Libo, como Cuarón le dice de cariño, procede de la aldea de Tepelmeme en el estado de Oaxaca. La historia de Liboria Rodríguez es la historia de miles que provienen de pueblos originarios y hablan otra lengua. 

“¿En qué otras películas se ha visto una protagonista de un pueblo originario hablando mixteco?, ahora no la recuerdo y Yalitza lo que hace para mí es muy honorable porque sin tener formación de actriz lo hace y lo lleva bien y sobre todo habla en mi lengua”, dice Nadia López García, originaria de la comunidad Caballo Rucio, de la mixteca alta de Oaxaca, poeta mexicana bilingüe tu’un savi-español. 

“Yo estoy muy contenta por Roma. Es una película que está dando voz a quienes por mucho tiempo no la tuvieron: desde las trabajadoras del hogar hasta los pueblos originarios. En una película de la talla de Roma, con el director que tiene, con los espacios en los cuales se ha presentado y se presentó, se está hablando en una de nuestras lenguas, se está hablando en la lengua mixteca, qué orgullo, pues el mixteco es todo un simbolismo, es sonido, es musicalidad y una forma de concebirse en el mundo”. La historia de Nadia, como de muchos de los habitantes de la mixteca oaxaqueña es de migración. El mixteco, que se habla en los Estados mexicanos de Oaxaca, Puebla y Guerrero, es la cuarta lengua con más hablantes de México. Debido a la migración de sus hablantes hoy es hablada en todo el país, especialmente en Ciudad de México y Estados Unidos donde hay nuevas generaciones bilingües hablantes de inglés y mixteco.

Yalitza confesó que no habla mixteco y que para las escenas que lo requería memorizaba los diálogos unos minutos antes. Su amiga Nancy García, que en la película interpretó a Adela, la ayudaba a corregir su pronunciación. Yalitza explicó que hubo muchas escenas complicadas en las que tenía que hablar mixteco porque “a pesar de mis orígenes, yo no lo hablo. Para esas escenas, a veces tenía 5 y 10 minutos para aprender la conversación”, explicó en entrevista para Twitter. "Lamentablemente, desde la comunidad de hablantes en mixteco, ha sido criticado el hecho de que la protagonista no haya sido una hablante nata, también que quizá pudo hablarse más la lengua en la película, pero yo siento, al contrario, una enorme felicidad, porque toda la comunidad está gozando del éxito de la película", afirma López García.

Hija de migrantes jornaleros agrícolas que viajaron de Oaxaca al Valle de San Quintín, en Baja California en busca de trabajo, es a su vez migrante y ahora vive en Ciudad de México: “mi madre nunca nos enseñó la lengua mixteca desde pequeños, pensó que así podría evitarnos la discriminación y la exclusión, hasta ese momento, no era consciente del gran dolor que mi mamá cargaba, ese dolor se convirtió en mi inspiración para realizar mi trabajo, todos los días trabajo para que más historias como la de mi madre no se repitan, para erradicar el racismo y la discriminación hacia los pueblos indígenas por no olvidar nuestras palabras, para seguir soñando en cada una de nuestras 68 lenguas”, dice la también Premio Nacional de Juventud.

“Ya basta de pensar en trabajos inferiores, personas de cierta clase o pensar en lenguas más válidas que otras, en personas más válidas que otras, en trabajos más válidos que otros, creo que debemos empezar justo en repensar qué es lo mexicano, qué es lo que realmente nos hacer ser lo que somos, quien dice que algo vale más y algo menos. Entonces, creo que a todo eso nos invita Roma”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50