Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La novedad impone su ley con el estreno en un solo día de 19 películas

El insólito desembarco en la cartelera cinematográfica coincide con el aluvión de lanzamientos editoriales y musicales en una oferta cultural difícil de asimilar

Sverrir Gudnason (izquierda) y Claire Foy, en 'Millenium: lo que no te mata te hace más fuerte'. En vídeo, tráiler del film.

Plataformas digitales con lanzamientos audiovisuales diarios, novedades editoriales que saturan las estanterías de las librerías, infinidad de discos... y ahora también avalancha de estrenos en la cartelera. Este viernes se estrenan en España 19 películas, y el próximo viernes otras 15. ¿Hay público para tanta marea cultural?

Este alud cinematográfico obedece a distintas razones. Primero, entre los estrenos de este viernes hay seis documentales, cuatro de ellos, españoles. Algunos tenían esta fecha señalada desde hace tiempo; otros, apuntan varias fuentes del sector, aprovechan este viernes y el que viene para poder clasificarse para los premios Goya, y porque las subvenciones cinematográficas de algunas comunidades autónomas obligan a los estrenos antes de diciembre. Por eso ni siquiera se proyectan en todas las sesiones de sus salas.

Curiosamente a quien más perjudica esta multitud de novedades es al público del cine de autor y a los amantes de los documentales. Adolfo Blanco, responsable de la distribuidora A Contracorriente y de la cadena de cines Verdi, explica: “Nosotros programamos desde hace mucho tiempo nuestro documental sueco Bergman, un gran año, para aprovechar el paso por la Seminci de Valladolid hace unos días de su directora, Jane Magnusson. El resto...”. Blanco advierte de que en realidad no va a haber una revolución en la cartelera. “Solo hay un estreno con muchas copias —la nueva entrega de Millennium con lo que no habrá grandes cambios ni en el circuito de multisalas ni en el listado de los filmes más taquilleros”, remarca. “Es más radical la variación en la cartelera algunos viernes que se estrenan a la vez tres blockbusters de Hollywood”.

En cuanto al cine de autor, desde hoy pueden verse las dos películas italianas que triunfaron en el pasado certamen de Cannes: Dogman, de Matteo Garrone (premio al mejor actor), y Lazzaro feliz, de Alice Rohrwacher (galardón al mejor guion). Desde la distribuidora Karma, que trae a España el drama de Garrone, cuentan: “Nosotros elegimos esta fecha hace ya varios meses. No íbamos a parar un lanzamiento ni a anular todo el trabajo previo por cambios de otras compañías”.

Perjuicio para el autor

También llega la ganadora de la Cámara de Oro —el premio a la mejor película de un debutante, la directora francesa Léonor Serraille— de Cannes 2017, Bienvenida a Montparnasse; dos películas de dibujos animados; dos de terror; otra de catástrofes, una de aventuras... Y dos títulos españoles: Tu hijo, de Miguel Ángel Vivas, y Ana de día, de Andrea Jaurrieta. Ambas comparten jefa de prensa, Eva Calleja, que explica: “Las dos habían elegido esta fecha hace tiempo, y no son rivales directas en cuanto a su público. Después se fueron sumando más y más estrenos, y obviamente esto lo sufrirá más Ana de día, una peli más pequeña, más de autor”. Muy pocos de los títulos mencionados seguirán en salas en dos semanas.

Este aluvión coincide con la habitual superproducción de novedades del mundo editorial. Silvia Sesé, editora de Anagrama, considera que “existe una inflación de títulos in crescendo que confirma la novedad como el valor supremo”, dice. Y añade: “Es algo de lo que participamos todos, autores, editores, libreros, prensa cultural. Hay un grado de ansiedad que no se corresponde ni con el ritmo necesario para la lectura y la asimilación de las propuestas culturales ni con el nivel de inversión económica y de trabajo creativo”. En 2017 se editaron un total de 87.262 títulos.

Sobresaturación

Desde el Gremi d’Editors de Catalunya, su secretario, Pep Lafarga, señala una equivalencia en el mercado catalán que puede extrapolarse al nacional. “Podría decirse que al año, en Cataluña, se están publicando unos 3.000 títulos de ficción”, relata. Es decir, que un 30% de esos más de 87.000 títulos corresponden a ficción que espera ser consumida, nada menos que unos 26.000.

“Mi sensación es que se publican muchos libros, pero no detecto un incremento significativo”, dice la librera Marta Ramoneda, al frente de La Central. Coincide con Claudio López de Lamadrid, director de la división literaria de Penguin Random House, cuyos sellos principales (Literatura Random House, Lumen y Alfaguara) han publicado esta misma semana el último libro de Lucia Berlin y los primeros de Eva Baltasar (Permafrost) y Luna Miguel (El funeral de Lolita). “Hay una sobresaturación, pero no este año más que los anteriores”, dice.

El editor apunta que los sellos han ido reduciendo “progresivamente” el número de novedades pero “esta reducción se compensa con la aparición de nuevas editoriales y sus consiguientes nuevos títulos”. “Creo que no se puede hacer nada al respecto, que es muy difícil por no decir imposible revertir la situación”, añade. También, que esta época es especialmente propicia para que esa sobreabundancia sea más evidente porque se acercan las navidades. Algo que confirma Lafarga desde el gremio. “Lo que hay que hacer es programar con la vista puesta en ello, pensar muy bien qué tipo de libro se vende en la reentré (literaria) o en el mes de noviembre (best seller) y obrar en consecuencia”, añade López de Lamadrid.

Un clásico de estas fechas que encaja en lo apuntado por el editor es el Premio Planeta, que también ha llegado a librerías esta semana: Yo, Julia de Santiago Posteguillo. Desde el grupo que lo publica habla Anna Soldevila, editora de Destino: “Hace tiempo que pienso que no es que se publique mucho, porque antes de la crisis se publicaba muchísimo más que ahora; la cuestión es, ¿para cuántos lectores publicamos? La competencia es dura y, paradójicamente, mientras el número de lectores se estanca, las editoriales, y sus títulos, no dejan de crecer”.

De Muse a The Beatles, pasando por Calamaro

Muse, en su actuación el pasado sábado en Bilbao.
Muse, en su actuación el pasado sábado en Bilbao. Getty Images

FERNANDO NAVARRO

No es casualidad: la reedición del Álbum blanco de los Beatles este año ha tenido que esperar hasta poco antes de Navidad. Podía haber sucedido antes, pero esta época es propicia. Uno de los discos más simbólicos de la banda más famosa de la historia se reedita con tomas alternativas pensando en el momento del año que más álbumes se venden. Sucede igual con Pablo Alborán, el artista español que más vende cada año que saca nuevo trabajo. Este noviembre reedita Prometo en una edición de lujo. La industria discográfica se guarda sus mejores cartas para la recta final del año pensando en las fechas más consumistas.

De esta forma, el segundo y esperado álbum de Rosalía, el último fenómeno musical español, se ha retrasado hasta noviembre, aunque se podía haber publicado en verano, según fuentes de su compañía discográfica. Sucede igual con los discos de pesos pesados como Muse, que se publica hoy, o Andrés Calamaro, que acaba de ser editado, pensando en ganar recorrido de cara a final de año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información