Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Eduardo Benavides: “¿Alguna miseria del mundillo literario? La pedantería y la envidia”

El escritor peruano se somete al carrusel de preguntas de este diario

El escritor Jorge Eduardo Benavides.
El escritor Jorge Eduardo Benavides.

El mund(ill)o de la literatura, con sus egos, sus extravagantes personalidades, sus destellos de genio y sus rencillas, siempre ha constituido un escenario casi mítico donde muchos escritores han situado sus historias y, de paso, saldado algunas cuentas personales. Uno de los últimos relatos en sumarse a este subgénero es El asesinato de Laura Olivo, con el que el peruano Jorge Eduardo Benavides (Arequipa, 1964) se alzó con el último Premio Unicaja de Novela. Un relato policíaco que desencadena el asesinato (valga la redundancia con el título de la obra) de la célebre agente literaria Laura Olivo.

De pequeño quería ser…

Dibujante de cómics.

¿Cuál es el mejor consejo que le dio alguno de sus padres?

Un caballero de vez en cuando se debe dejar engañar.

¿Con quién le gustaría quedar atrapado en un ascensor?

Con la presidenta de Croacia. ¡Me gusta el fútbol tanto como a ella!

“Ser escritor es trabajar mucho... en algo cuyo destino es incierto”

¿Algún sitio que le inspira?

Radazul, en Tenerife, y la Giudecca en Venecia. Lugares de mar y de encanto.

¿Cuándo fue la última vez que lloró?

Hace dos días. De risa, conversando con Alfredo Bryce.

¿Cuál ha sido el mejor regalo que ha recibido?

Un reloj de mi padre.

¿Qué significa ser escritor?

Trabajar mucho y con mucha ilusión en algo cuyo destino es incierto.

¿Para qué sirven los premios?

Básicamente para dar visibilidad al trabajo del escritor; y también un poco de confianza en lo que hacemos.

Jorge Eduardo Benavides: “¿Alguna miseria del mundillo literario? La pedantería y la envidia”

¿Cuál es el último libro que le hizo reír a carcajadas?

Algo supuestamente divertido que jamás volveré a hacer, de David Foster Wallace.

¿Qué libro mataría por haber escrito?

El obsceno pájaro de la noche, de José Donoso.

¿Tan mal huele la tramoya de la literatura como en El asesinato de Laura Olivo?

No, ¡qué va! Es solo ficción... o eso dicen.

Dígame dos miserias del mundillo literario

La pedantería de ciertos escritores y las envidias de otros.

¿Cuál ha sido su gran experiencia?

¿Últimamente? Enfrentarme con Hacienda. Te da una perspectiva terrible de la vida.

En una fiesta de disfraces, ¿de qué se disfrazaría?

Del Gatopardo. No tengo duda alguna.

¿Dónde no querría vivir jamás?

En algún lugar con demasiado tráfico y excesiva humedad.

¿Qué lo deja sin dormir?

Dos whiskys de más.

¿Y tiene algún sueño recurrente?

Prefiero no hacerlo público.

“Enfrentarte con Hacienda te da una perspectiva terrible de la vida”

¿Cuál es su olor preferido?

El de un libro recién comprado.

¿Qué personaje del cine o la literatura se asemeja a usted?

Jack Torrance.

¿Qué le hace suspirar?

El Nepal. Pero creo que fue por la altitud...

¿Qué siente cuando ve su foto en los diarios?

Hasta ahora me hace sentir bien. No sé qué pensaré si salgo en Policiales.

Respecto a su trabajo, ¿de qué está más orgulloso?

De haber conseguido sacar siempre tiempo para escribir.

¿Qué le diría a Vizcarra si lo tuviera delante?

Por favor: ¡Arregle esto de una p*** vez!

¿Cuál es la noticia que siempre ha esperado leer?

“Por tercer año consecutivo el conductor limeño está entre los más cívicos del mundo”.

¿Cómo ve el futuro de Perú?

Un poco preocupante, por decir lo menos.