Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mecenas presidirá el Palau de les Arts y tratará de enderezar su rumbo

La ópera convocará el lunes el concurso para elegir al director artístico que sucederá a Livermore

Plácido Domingo, el consejero Vicent Marzà y Susana Lloret, este jueves en Les Arts.
Plácido Domingo, el consejero Vicent Marzà y Susana Lloret, este jueves en Les Arts.

La mecenas Susana Lloret, presidenta de la Fundació Per Amor a L'Art, la entidad que ha puesto en marcha el potente centro cultural Bombas Gens de Valencia, es la persona elegida por la Generalitat valenciana para tratar de enderezar el rumbo de su ópera, el Palau de Les Arts. Lloret, casada con José Luis Soler, dueño de una empresa proveedora de Mercadona, que comercializa sus productos con las marcas Deliplús y Bosque Verde, presidirá la fundación que dirige la ópera de Valencia, un cargo que hasta ahora recaía en el presidente de la Generalitat. Junto a Lloret se incorporarán al patronato otras personas de la sociedad civil, como la escritora y exministra socialista de Cultura Carmen Alborch.

El teatro de la ópera de Valencia ha encadenado crisis desde la salida de su intendente Helga Schmidt, destituida en 2015 tras ser detenida por presunta malversación y falsedad en la gestión de Les Arts. Schmidt se halla pendiente de juicio.

Su sucesor, el escenógrafo italiano Davide Livermore, dimitió en diciembre denunciando "trabas administrativas". La Generalitat le exigía exclusividad y quería que su puesto se eligiera mediante un concurso internacional, una convocatoria que finalmente se lanzará el lunes. En abril, la crisis se agravó con la renuncia de Fabio Biondi como director musical de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, titular del coliseo.

El consejero de Cultura, Vicent Marzà, ha comparecido este jueves en Les Arts junto a Lloret y Plácido Domingo. El cantante continuará vinculado al teatro artísticamente —este año dará un concierto y dirigirá otro—, como responsable del centro de perfeccionamiento que lleva su nombre y a partir de ahora, además, presidirá una comisión de mecenazgo para recabar apoyo privado a la ópera.

La elección de Lloret como presidenta del patronato se formalizará el lunes. Además de Alborch, que es patrona del Teatro Real, se incorporarán Isabel Muñoz, que fue gerente del Centro de Investigación Príncipe Felipe, el fundador del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) José Remohí, el empresario de Dulcesol Rafael Juan, y el presidente de Amics de l'Opera de la Comunitat Valenciana, Pablo Font de Mora.

Junto a ellos habrá 12 puestos para cargos de la Generalitat valenciana y dos plazas quedarán reservadas para el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que desde la inauguración de la ópera, en 2005, ha rechazado la petición de incorporarse al patronato y realizar una aportación económica significativa a Les Arts.

El nuevo patronato convocará el lunes el concurso internacional para la dirección artística, una elección que Domingo ha considerado de "suma urgencia" para programar con garantías las próximas temporadas —la 2018-2019 ya está cerrada—. El nuevo director lo será por un periodo de cuatro años y tendrá un sueldo de unos 135.000 euros al año.

Apertura a la sociedad

La nueva presidenta del patronato fue durante 15 años profesora de Psicología de la Universidad de Valencia y es aficionada, pero no experta, en ópera. Lloret ha destacado que tiene la experiencia de poner en marcha un centro como Bombas Gens y que afrontará la responsabilidad rodeándose de especialistas. El objetivo de la ópera, ha dicho, es el mismo que el de Bombas Gens, "sensibilizar y compartir". Su llegada se enmarca en el proyecto de "apertura a la sociedad" de Les Arts y en el intento de lograr financiación privada. De momento, sin embargo, la aportación de Lloret será en tiempo y dedicación, ya que no tiene previsto donar dinero a la ópera.

"Todo llegará", ha terciado el consejero Marzà, "primero hay que ganarse la confianza de la sociedad". El secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, presente en la rueda de prensa de este jueves, afirmó hace un año que el escándalo judicial había hecho que las grandes compañías perdieran el interés de asociar su nombre al de Les Arts.

Más información