Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine independiente cumple dos décadas de esplendor en Buenos Aires

Se presenta el Bafici, un clásico que atrae multitudes desde hace 20 años, esta vez, con 107 premieres mundiales

Enrique Avogadro (i) y Javier Porta Fouz, en el centro, durante la inauguración del Bafici. Ampliar foto
Enrique Avogadro (i) y Javier Porta Fouz, en el centro, durante la inauguración del Bafici. Télam

Una gran piedra negra y ficticia cuelga del techo en el salón principal de La Usina del Arte, un clásico espacio que sirvió para dar luz a la zona sur de Buenos Aires, hoy reconvertido en el gran centro neurálgico del arte en el barrio de La Boca. La obra es del artista plástico Eduardo Basualdo y fue bautizada como La cabeza de Goliat. La pieza amenaza con su inminente caída y, según el folleto que la acompaña, “alienta tanto la contemplación como el miedo hacia lo desconocido, que parece dominarlo todo”. Algo similar ocurre con el Bafici, tal como se conoce hace 20 años al Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, nacido en la ignominia y convertido en uno de los más importantes de América Latina.

La edición 2018 marca el 20 aniversario de un festival que comenzó con 146 películas y alrededor de 120.000 asistentes. Con los años, y los cambios de gobierno, el Bafici se ha convertido en la gran cita del cine independiente de América Latina, al punto que la anterior edición contó con 400 películas y alrededor de 380.000 asistentes. La edición de este año, que comienza el 11 de abril y se extiende hasta el 22, también cuenta con unos 400 filmes, de los cuales 107 son premieres mundiales y 99 americanas y latinoamericanas.

Lo más destacable de la edición 2018, que fue presentada por el secretario de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, y el director artístico del Bafici, Javier Porta Fouz, es que 11 de los 22 jurados son mujeres y que las dos películas argentinas en competencia oficial, Paisaje -de Jimena Blanco- y La Flor -de Mariano Llinás- están interpretadas por cuatro mujeres. La Flor, además, es la película más larga de la historia del cine vernáculo, completando 840 minutos, por lo que será exhibida en tres sesiones.

“A los 20 y pico de años vivía sólo en (el barrio de) San Telmo y durante un tiempo tuve un chico alemán llamado Daniel viviendo conmigo y colaboraba con el Bafici, entonces, a través suyo fui a todas las fiestas y vi un montón de películas; por eso estoy emocionado porque estoy presentando mi primer Bafici y cumplir 20 años no es poca cosa”, afirmó Enrique Avogadro. “Son 20 años de celebrar la cultura en la ciudad de Buenos Aires. Es el festival más importante de América Latina y donde se estrena la mayor cantidad de películas argentinas del mundo”, señaló el cargo porteño.

“Hemos hecho un festival soñado porque muchas de las cosas que pensamos para que estén, están”, indicó Javier Porta Fouz, quien remarcó para esta edición un incremento del 40% del presupuesto asignado y un “aumento en la oferta de proyecciones los fines de semana porque mucha gente se quedaba afuera”.

Otro de los puntos fuertes en la historia del Bafici ha sido la calidad de los invitados, ya desde su primera edición, cuando visitaron Buenos Aires Francis Ford Coppola, Todd Haynes y Paul Morrissey. Este año llegan el director francés Philippe Garrel; el estadounidense John Waters; la fundadora del estudio de animación irlandés Cartoon Saloon, Nora Twomey y el inolvidable Spud de Trainspotting, Ewen Bremner, entre otros. Así, y durante 11 días, la ciudad se divide en 36 sedes distribuidas en 15 barrios para disfrutar lo mejor de lo que casi todos se pierden.

Más información