Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bafici premia al cine español

‘Niñato’, del madrileño Adrián Orr, gana la competencia internacional en Buenos Aires. Carla Simón obtiene el premio a mejor dirección por ‘Verano 1993’

Fotograma de 'Niñato', ganadora de la competencia internacional del Bafici, el festival de cine independiente de Buenoa Aires.
Fotograma de 'Niñato', ganadora de la competencia internacional del Bafici, el festival de cine independiente de Buenoa Aires.

El cine español ha sido el gran protagonista del Bafici, el festival que durante 10 días y desde hace casi 20 años convierte a Buenos Aires en capital latinoamericana del cine independiente. El jurado otorgó el primer premio de la competencia internacional a Niñato, opera prima del madrileño Adrián Orr. Carla Simón obtuvo el galardón a mejor dirección por su trabajo en Verano 1993.

El Bafici es un evento cultural que no ha dejado de crecer desde su primera edición en 2008. La edición de 2016 reunió a 380.000 espectadores y las previsiones para este año superan las 400.000 personas. De las 150 películas de aquel debut se ha pasado a más de 400. La competencia internacional reunió este año a 20 filmes de los cinco continentes y fuerte presencia latinoamericana.Y España ha sido el gran ganador.

Niñato, cercana al documental, relata la historia de David, un padre treinteañero fanático del rap, en su aventura por la educación de sus tres hijos pequeños. La familia es la misma que Orr formó para los 22 minutos de Buenos días resistencia (2013), que ahora, en el formato de largometraje, alcanza más profundidad. La cámara de Orr muestra cada detalle de la vida de este padre joven y sus niños, desde el momento en que deben levantarse para ir a la escuela hasta el anochecer. Una canción bajo la ducha es la revelación del éxito de la aventura de ser padre soltero.

Carla Simón en el Bafici de Buenos Aires.
Carla Simón en el Bafici de Buenos Aires. Telam

El jurado del Bafici ha premiado también otro film español, en este caso en el rubro mejor director. La distinción fue para Carla Simón por su primer largometraje, Verano 1993, un film autobiográfico que relata los meses en que una Simón de sólo 6 años se enfrenta a la muerte de sus padres, víctimas del sida, una enfermedad que en esa época era casi desconocida. Verano 1993 llegó a Buenos Aires tras ganar el Biznaga de Oro a mejor película en el Festival de Málaga y el premio a la mejor ópera prima en el Festival de Berlín, donde se presentó en la sección Generation Kplus.

En la Competencia Argentina la premiada fue La vendedora de fósforos, que se presentó como favorita. Su director, Alejo Moguillansky, venía de ganar dos premios en el Bafici con su debut Castro (2009) y El escarabajo de oro (2014), además del de mejor director con El loro y el cisne (2013). La vendedora de fósforos cuenta la historia de una pareja de artistas buscavidas que deben educar a una pequeña hija. La Competencia Latinoamericana, en tanto, eligió como mejor película a la brasileña A cidade do futuro, de Cláudio Marques y Marilia Hughes.

Más información