Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frances McDormand hace ponerse en pie a las mujeres en los Oscar

En un emotivo discurso tras ganar su segunda estatuilla, la actriz lanza el grito de guerra del #MeToo

McDormand durante su discurso.

Estaban destinados a ser los Oscar de las reivindicaciones y fueron, sin duda, los más femeninos, negros y latinos de la historia, pero faltaba el grito de guerra y fue Frances McDormand quien lo protagonizó tras ganar el Oscar a la mejor interpretación femenina por Tres anuncios en las afueras.

La actriz de 60 años, capaz de lanzar las miradas más duras en los roles que encarna dio un entusiasta discurso al recibir el premio."Estoy hiperventilando un poco, si me caigo, recójanme porque tengo cosas que decir", aseguró.

Tras colocar la estatuilla en el suelo, McDormand pidió a las mujeres nominadas en todas las categorías que se pusieran de pie: actrices, productoras, guionistas, diseñadoras... "Miren alrededor, damas y caballeros, porque todas tenemos historias que contar, proyectos que financiar", dijo McDormand entre el aplauso unánime del teatro Dolby. "No nos hablen en las fiestas esta noche. Invítennos a sus oficinas en un par de días, o pueden venir a las nuestras, lo que les funcione mejor, y y les hablaremos de ellas", dijo.

McDormand era la favorita en una categoría que incluía a la consagrada Meryl Streep por su papel en  Los archivos del Pentágono y, a Sally Hawkins, la protagonista de la cinta ganadora de la noche, La forma del agua.

Es el segundo Óscar como mejor actriz para McDormand, que ya ganó en 1996 por su policía embarazada Marge Gunderson en Fargo, una cinta dirigida por los hermanos Coen.