Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Once grandes momentos de los Oscar

Reivindicaciones, detalles y anécdotas de la 90 edición de los premios

Jennifer Lawrence surcando la platea con una copa en la mano. En vídeo, los ocho mejores momentos de los Oscar.

Vestidos, reivindicaciones, feminismo, sorpresas, canciones... Las cuatro horas que duró la 90 gala de entrega de los Oscar, resumidas en 10 momentos.  

1. Rita Moreno repite vestido... el mismo que llevó hace 56 años. La actriz puertorriqueña presentó el premio a mejor película extranjera —que se llevó la chilena Una mujer fantástica— y decidió hacerlo con la misma indumentaria que utilizó en 1962, cuando se llevó el Oscar a mejor actriz secundaria por su papel de Anita en West Side Story.

2. Gael García Bernal cantando (regu). A pesar de que el tema principal de Coco (Remember me era una de las canciones de la noche (se hizo con el galardón), cuando a García Bernal le tocó interpretarla no sonó tan bien.

3. Las estrellas van al cine. Concretamente al Chinese Theatres, en Hollywood Boulevard, frente al teatro Dolby. Allí se plantaron un grupo de estrellas comandados por Jimmy Kimmel para dar las gracias a los espectadores por ir al cine. Mark Hammil, Guillermo del Toro, Gal Gadot, Margot Robbie, Lupita Nyong’o o Armie Hammer fueron algunos de los encargados de repartir dulces, perritos calientes y snacks ante la emoción y la sorpresa de los espectadores. Uno de ellos sustituyó a Kimmel en el papel de presentador y dio paso al siguiente Oscar.

4. La ceremonia (más) reivindicativa. Toda la gala estuvo plagada de reivindicaciones y comentarios políticos. “Hacemos películas como Call me by your name para molestar a Mike Pence”, dijo Kimmel en referencia a la homofobia del vicepresidente de Estados Unidos. Tras remarcar sus países de origen, Lupita Nyong’o (mexico-keniana) y Kumail Nanjiani (pakistaní) lanzaron un alegato en defensa de los dreamers: "Todos somos dreamers". Mientras que Tiffany Haddis y Maya Rudolph hablaron sobre la presencia de negros en el mundo del cine: “Antes se decía que había muchos blancos. Ahora se dirá que hay muchos negros, pero tranquilos: entre bambalinas sigue habiendo muchos blancos”, dijeron las actrices que se quitaron los tacones y presentaron en zapatillas de andar por casa.

5. Y la más feminista. Ashley Judd, Salma Hayek y Annabella Sciorra, que sufrieron abusos por parte de Harvey Weinstein, tomaron el escenario no para presentar un premio sino para denunciar los abusos machistas en la industria y reivindicar el movimiento Time´s Up. “Saludamos a esos espíritus que no dejan que les juzguen por su raza, género, diversidad”, dijeron antes de dar paso a un vídeo en el que representantes del mundo del cine pertenecientes a diversas minorías tomaban la palabra. “Necesitamos tu película para que todo el mundo se sienta representado en pantalla”, añadieron las tres actrices.

Mark Bridges Y Helen Mirren en moto acuática. ver fotogalería
Mark Bridges Y Helen Mirren en moto acuática. REUTERS

6. Una moto de agua para el discurso más corto. Nada más empezar la ceremonia, Kimmel dijo que el discurso más corto se llevaría de premio una moto de agua. “Helen Mirren no está incluida”, dijo el presentador en referencia a la actriz que ejerció de azafata para presentar el premio. Al final acabó en manos de Mark Bridges, ganador a mejor diseño de vestuario por El hilo invisible

7. Señoras que eclipsan en la alfombra roja. A sus 80 años, Jane Fonda brilló con un vestido blanco de Balmain. Después se lució, acompañada de Helen Mirren, presentando el Oscar a mejor actor: “Es genial presentar en la 90 edición de los premios, sobre todo porque Oscar tiene más años que nosotras”. Por su parte, la directora belga Agnès Varda, precursora de la Nouvelle Vague y que a sus 89 años recibió un Oscar honorífico, sorprendió con un traje de Gucci.

8. El show de la Lawrence. No se cayó, no se trabó al presentar el Oscar a mejor actriz junto a Jodie Foster, pero Jennifer Lawrence tuvo su momentazo nada más entrar al Teatro Dolby: surcar el patio de butacas con vestido y una copa en la mano. Arte.

Jane Fonda en la alfombra roja de los Oscar. ver fotogalería
Jane Fonda en la alfombra roja de los Oscar.

9. Del Olimpo de la NBA a la Meca del cine. Kobe Bryant se convirtió en la 90 gala de los Oscar en el primer jugador de la NBA en ganar el máximo galardón del mundo del cine. Lo hizo con Dear Basketball, cortometraje inspirado en la carta que escribió al dejar el deporte. Hubo más referencias deportivas: Icarus, que se hizo con el galardón a mejor documental (el primer largo de Netflix que obtiene un Oscar) y Yo soy Tonya, con una maravillosa Margot Robbie en el papel de una patinadora que hizo historia (en el deporte y en las páginas de sucesos).

10. Women Power. “Quiero que todas las mujeres (actrices, directoras, guionistas…) se pongan en pie ahora mismo", dijo Frances McDormand al recoger el premio a su interpretación en Tres anuncios en las afueras. "Miradnos, pero no para que nos habléis esta noche en las fiestas, sino para que dentro de un par de días nos llaméis para discutir los proyectos en los despachos”, añadió la interprete ante una platea entregada. 

Extra. La segunda oportunidad de Bonnie & Clyde. Warren Beatty y Faye Dunaway volvieron a presentar el galardón a mejor película. Tras el equívoco del año pasado (se traspapelaron los sobres y acabaron anunciando La la Land en lugar de la verdadera ganadora, Moonlight), las bromas se sucedieron desde el comienzo de la ceremonia. También al final: “Es genial tener una segunda oportunidad”, bromearon. En esta ocasión no se equivocaron: Guillermo del Toro, que se hizo con el Oscar por La forma del agua, lo comprobó con el sobre en la mano.

ESPECIAL

Once grandes momentos de los Oscar

Crónicas, galerías de fotos, vídeos, análisis… toda la cobertura de la gala de los Oscar celebrada en la madrugada de este lunes

Más información