Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los aniversarios animan la vida de los museos

El cuarto centenario de Murillo y los dos siglos del Prado conviven con el arte dadá en Rusia o las calles parisinas de Brassaï

Proyecto del arquitecto David Chipperfield para la Royal Academy de Londres.
Proyecto del arquitecto David Chipperfield para la Royal Academy de Londres.

Aniversarios de muertes y nacimientos marcarán, en buena medida, la temporada artística que empezó con el nuevo año. Cuatro siglos hace que vino al mundo Murillo y medio desde que murió Magritte. Sevilla y Bruselas tuvieron un aperitivo cultural en 2017 sobre estos artistas, cuyos homenajes se extenderán hasta 2019. Sendas antológicas recuerdan también en Austria la muerte de dos grandes: Egon Schiele (1890-1918) y Gustav Klimt (1862-1918), ambos víctimas de la gripe. El Museo del Prado también tiene su fecha de cumpleaños, 200, que celebrará a partir de noviembre sacando brillo a sus propios tesoros. En Londres, la Royal Academy festejará sus 250 años con nuevos espacios dedicados a exposiciones, aprendizaje y debate, y un proyecto arquitectónico liderado por David Chipperfield que conectará los dos edificios de la institución (Burlington House, en Piccadilly, y Burlington Gardens).

Aniversarios aparte, cabe esperar que en marzo se decida el futuro de la colección Carmen Thyssen y que se rematen proyectos como el centro dedicado a la obra de Miquel Barceló en Es Sindicat, antiguas bodegas de Felanitx (Mallorca), la ciudad natal del artista. La feria de Arco no tendrá país invitado y la ley de Mecenazgo sigue pendiente en la agenda política, mientras que los museos van tirando con presupuestos cada vez más minúsculos.

Y ahora, algunas de las exposiciones de estreno más destacables para la primera mitad del año. Lo es la antológica dedicada a Brassaï, en Mapfre-Barcelona, a partir del 19 de febrero. Considerado un miembro clave del grupo de fotógrafos europeos y estadounidenses que convirtieron la fotografía en arte, Brassaï es el gran retratista de las calles de París, y sus imágenes forman parte de la memoria colectiva de la capital francesa. Se presenta como uno de los platos fuertes de la temporada y se trasladará a Madrid en mayo.

Mapfre-Madrid también dedica una antológica, a partir del 25 de enero, al fotógrafo holandés más importante del siglo XX: Ed van der Elsken (1925-1990), un retratista de escenarios urbanos en la estela de Robert Frank y William Klein.

'Abaporu', de la artista brasileña Tarsila do Amaral.
'Abaporu', de la artista brasileña Tarsila do Amaral.

Las mujeres serán protagonistas de otro puñado de citas imprescindibles en todo el mundo. El 20 de febrero, el MoMA dedicará la primera antológica en Estados Unidos de la pintora Tarsila do Amaral, la más representativa del movimiento modernista brasileño. Frida Kahlo y su entorno iconográfico visitarán el londinense Victoria y Albert en junio; la misteriosa Hilma af Klint llegará al Guggenheim de Nueva York en octubre y Dorothea Tanning se verá en el Reina Sofía el mismo mes. Desde abril, este museo de arte contemporáneo mostrará un amplio recorrido por la compleja obra de Dora García (Valladolid, 1965) titulado Segunda vez. Esta temporada llega a julio con dos exposiciones protagonizadas por mujeres. Gala Dalí tendrá doble sede, el Museo Nacional de Arte de Cataluña y la Fundación Dalí, con 180 obras que demuestran su papel de personaje clave en las vanguardias. Y la francesa Anette Messager, la primera mujer ganadora del premio Julio González en los 17 años de historia del galardón, expondrá su obra en el IVAM.

Música, literatura, cine y moda también animan los programas museísticos. El 2 de febrero, el Guggenheim de Bilbao abre El otro lado, una revisión de seis décadas del trabajo visual de Henri Michaux (Namur, Bélgica, 1899-París, Francia, 1984), una figura inclasificable del arte y la literatura del siglo XX, y referente de culto para grandes como Francis Bacon o Asger Jorn. De literatura habla también la exposición que ese mismo día dedica el Reina Sofía al escritor Fernando Pessoa, que documentará el periodo artístico de la modernidad portuguesa a partir de planteamientos del autor. Y a partir del 9 de febrero, Caixaforum llevará a su sede de Barcelona una exposición en la que se recogen las últimas investigaciones sobre la música de antiguas civilizaciones, desde el Lejano Oriente a Roma, pasando por Egipto y Grecia. En Madrid, el 13 de febrero, el Thyssen inaugura Sorolla y la moda, con 70 pinturas y numerosos vestidos y adornos. Cita de previsible éxito será también Disney. El arte de contar historias que repasa el salto de la literatura clásica al cine de animación a finales de marzo en el CaixaForum Barcelona y desde el 18 de julio en Madrid.

El fotógrafo Brassaï examina un negativo en su piso de París.
El fotógrafo Brassaï examina un negativo en su piso de París. Getty Images

Nombres que no necesitan presentación. Picasso no faltará. Pero también podrá verse un Miró un tanto insólito en el IVAM a partir del 15 de noviembre, con una muestra titulada Miró. Orden y desorden. Es la primera que el museo valenciano dedica al artista catalán y contará con un centenar de piezas entre pinturas, esculturas, dibujos, cerámicas, carteles... En el Reina Sofía será Eusebio Sempere, el pintor de las líneas vibrantes, una de las figuras más significativas del arte español, el que tendrá su espacio a partir del 8 de mayo. Él exitoso diálogo entre las obras de Duchamp, Magritte y Dalí, que ya ha visitado otras ciudades europeas, se instalará este año en el Palacio de Gaviria de Madrid. Y en el Thyssen se verán las caras Monet y Boudin, el pintor impresionista y su maestro. Mapfre (Recoletos) también recurre a mezclar nombres: en febrero tendrán un homenaje Derain, Balthus y Giacometti, con 100 pinturas que muestran la amistad y conexión artística entre los tres pintores.

En el ámbito internacional, dos importantes exposiciones en París: Delacroix en el Louvre y el joven Tintoretto en el Museo de Luxemburgo. La National Gallery (Londres) estrena su exposición de la temporada: Monet y la Arquitectura, mientras que en Madrid, el Prado inaugura dos importantes exposiciones: Rubens pintor de bocetos (el 10 de abril) y Pintura sobre piedra (17 de abril).

El Reina Sofía presentará Dadá Ruso, 1914-1924, la primera gran muestra en torno a la vanguardia rusa vista desde la óptica de los cánones antiartísticos asociados con el movimiento internacional dadá con 250 obras. El mismo día, el Thyssen expone al pintor húngaro Victor Vasarely, uno de los principales representantes del Op Art.

Y el CaixaForum Barcelona, Faraón. Rey de Egipto, en colaboración con el British Museum.

Y Picasso, claro

El magnetismo del nombre de Picasso sigue, una vez más, evidente en las programaciones de museos de todo el mundo. La exposición del año en la londinense Tate Modern será Picasso 1932: Amor, fama y tragedia, con más de 100 obras ilustrativas de un momento esencial en la vida y obra del artista malagueño (8 de marzo).

El Picasso de París dedica una monográfica al Guernica, la universal obra del pintor (27 de marzo). No estará el mural, pero sí los trabajos preparatorios y fondos documentales que el año pasado se pudieron ver en el Reina Sofía.

En España, el Museo Picasso de Málaga inaugura, el 13 de febrero, Y Fellini soñó con Picasso, una exposición en la que se mostrarán las obsesiones comunes entre ambos artistas a través de dibujos, películas, fotografías y otros documentos del director italiano junto a pinturas, esculturas y dibujos de Picasso. Coincidiendo con esta muestra se celebrará en Málaga el IV Congreso Internacional Picasso y la Historia. El 3 de julio, el Metropolitan de Nueva York se ocupará del artista español en una exposición que medirá su pasión por el erotismo y el desnudo frente a Gustav Klimt y Egon Schiele.

Más información