Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Star Wars: Los últimos jedi’ logra el segundo mejor estreno de la historia en EE UU

El filme ingresa 186 millones en sus primeros días en las salas del país, solo por detrás de la anterior película de la saga, 'El despertar de la Fuerza'

Asistentes a una proyección de 'Los últimos jedi' en Subang Jaya, Malasia, levantan sus sables láser el viernes 15 de diciembre. Foto: Sadiq Asyraf (AP)

Varias críticas de Los últimos jedi se preguntaban estos días si la saga de Star Wars sigue viva. La taquilla, de momento, ha dado una respuesta poderosa: Star Wars: Los últimos jedi, octavo episodio de la trama principal, recaudó unos 186 millones de euros en Estados Unidos y Canadá —se contabilizan como una única área geográfica— en el fin de semana de su estreno, lo que supone el segundo mejor debut de la historia. Solo le supera, precisamente, el séptimo capítulo de la saga, El despertar de la Fuerza, que hace dos años recaudó 210 millones en sus primeros días en las salas.

A nivel global, Los últimos jedi ha ingresado unos 382 millones, más lejos en este caso de las cifras de su precuela (483 millones) y por detrás también de filmes como Jurassic World (480 millones). Queda pendiente, eso sí, su debut en China, el segundo mercado mundial del cine tras EE UU, previsto para el 5 de enero.

En España la película logró 918.603 espectadores y una recaudación de 6,2 millones, el mejor estreno del año, según estimaciones de la empresa especializada ComScore. En 2015, la anterior entrega debutó con 1,1 millones de espectadores y 8,4 millones de euros. 

El despertar de la Fuerza finalizó su excepcional recorrido en las salas con el tercer puesto en la historia de la taquilla cinematográfica, tras Avatar y Titanic. A falta de ver cómo aguanta Los últimos jedi en las próximas semanas, Star Wars es la primera franquicia en lograr dos estrenos por encima de los 180 millones de euros en EE UU. "El resultado habla del poder de la representación. Es una película creíble, tanto en sus personajes como en sus conflictos", declaró Dave Hollis, jefe de distribución de Disney, propietaria de la marca Star Wars, a The Hollywood Reporter.

Lo cierto es que muchos medios prestigiosos (The New York Times o The Guardian, entre otros) han aplaudido en sus reseñas la película. Las dos principales revistas de cine de EE UU, Variety y The Hollywood Reporter, en cambio, la han considerado muy irregular.

Los últimos jedi, dirigida por el estadounidense Rian Johnson, representa el octavo episodio de la saga principal de Star Wars, que se desarrolla en tres trilogías: la primera, filmada entre los setenta y los ochenta; la segunda, lanzada a principios de este siglo, y la tercera que arrancó con El despertar de la Fuerza, continúa con Los últimos jedi y finalizará en 2019 con un filme dirigido por J. J. Abrams. El episodio VIII cuenta con Mark Hamill en su celebérrimo papel de Luke Skywalker y Carrie Fisher, por última vez en la piel de Leia Organa. La actriz falleció hace algo menos de un año, a los 60, pocas semanas después de terminar su trabajo en la película.

El éxito en las salas alegra un año más cuentas y balances de Disney. La empresa ha ido adquiriendo en los últimos años compañías como Marvel, Pixar, Lucasfilm o, hace apenas unos días, 21st Century Fox, de ahí que tenga en su poder muchos de los personajes y las franquicias más conocidas del cine y la televisión. Y los resultados se ven en las salas. El año pasado, uno de cada cuatro dólares recaudados en los cines de EE UU fue a engrosar las cajas de Disney; en 2017, de momento, la productora cuenta con la película más taquillera del año a nivel mundial (La Bella y la Bestia). Exactamente lo mismo sucedió en 2016 (Capitán América: Civil War) y 2015 (El despertar de la Fuerza). Puede que otra saga acabe de empezar.

Más información