Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disney domina el mundo (del cine)

El estudio de Bob Iger logra los cuatro mayores éxitos mundiales del año y el 25% de la taquilla estadounidense

Los éxitos de Disney este año.

El Rey Midas de Hollywood se llama Bob Iger. El consejero delegado de Disney ha llevado la compañía al mejor año en la taquilla global de la historia de cualquier estudio, sobrepasando por primera vez los 7.000 millones de euros. Los datos hablan solos: la productora es responsable de las cuatro películas más taquilleras a nivel mundial de 2016. Rogue One: una historia de Star Wars está, tras solo dos semanas, a seis escalones de ser la quinta.

Iger lo había apostado a todo o nada. En una década gastó alrededor de 15.000 millones para reunir bajo su castillo de Cenicienta marcas tan infalibles como Pixar, Marvel y Star Wars. La siembra ha dado sus frutos. Hoy Disney ya no es la casa del ratón, sino la de Iron Man, Luke Skywalker o los coches de Cars. El secreto del éxito: repetir las fórmulas que gustan al espectador una y otra vez mediante secuelas, derivados y universos compartidos.

Pero las cifras del gigante fundado en 1923 no dejan respirar a la competencia. Disney habrá logrado al finalizar el ejercicio el número uno en la taquilla estadounidense en 21 de las 53 semanas del año. Una marca que le lleva a copar más de un 25% del mercado. O lo que es lo mismo, Disney obtendrá un cuarto de todo lo recaudado este año en EE UU, según los datos de la web especializada Box Office Mojo. Su inédito éxito se basa en cinco patas: el choque de los héroes Marvel en Capitán América: Civil War; la secuela de uno de los grandes éxitos de Pixar, Buscando a Dory; los animales parlantes de Zootrópolis; un remake de uno de sus grandes clásicos, El libro de la selva y la nueva entrega de la saga galáctica de Lucasfilm, que sigue escalando posiciones. Las tres primeras son las únicas cintas del año en superar los mil millones.

La meta se ha alcanzado, además, con solo 16 estrenos, la mitad que su rival más cercano, Warner, que con 36 lanzamientos alcanza el 17% de la taquilla. A partir de ahí las cifras del resto de majors es sangrante. Paramount, que logró el primer puesto en 2011, se conforma con un 7,8% y la sexta posición. La preeminencia de Disney es una mala noticia para los colosos del mercado. Los beneficios de los siete principales estudios en conjunto descendieron un 17% en los primeros nueve meses de 2016, según un estudio de inversión de la firma Cowen & Co.

Esos datos chocan con el récord de ingresos en taquilla que Hollywood logrará este año en EE UU al superar los 10.800 millones. En realidad, 2016 es uno de los años cuando menos entradas se compraron. “La cifra es engañosa,” advertía un antiguo ejecutivo de Paramount al diario LA Times: “Si miras en totales parece saludable, pero solo un par de proyectos sacan beneficios”. Como en la vida real, un pequeño porcentaje se lleva la riqueza. En los dos últimos años, las 10 primeras películas sumaban un tercio de la taquilla total. En 2011, según Comscore, era un 24%. Disney, que se lleva los galones, ingresa la mitad de las ganancias de la industria.

Las ventas de cine en casa, además, han bajado un 30% desde 2010 y cada vez es más caro rodar taquillazos. Tras cintas infladas en presupuesto como Cazafantasmas o Star Trek: más allá, quizás sea el momento de replantear la estrategia comercial. En 2017, Fox basará su plantel en superproducciones más baratas dirigidas al público adulto como Logan, La guerra del planeta de los simios y Alien: Covenant.

Mientras tanto, Disney puede permitirse incluso tener fracasos sonados como Mi amigo el gigante de Steven Spielberg o Alicia a través del espejo. Dos tortazos en un año lleno de grandes decepciones en cartelera. La única tabla de salvamento que queda es el mercado internacional y países como China, algo que Disney también ha aprendido a dominar.

Y así la antigua casa del ratón, que desde 2001 no ocupaba el primer lugar, no hace más que crecer en su monopolio. La empresa, que llegó a ser la sexta en 2008 cuando algunos dieron por muerto sus años de gloria animada, apostó por una estrategia de comprar marcas ajenas para ampliar su público, más allá del infantil. La jugada salió redonda. Hoy tiene incluso el respaldo de la crítica.

Si algo funciona, no lo cambies. El futuro de Disney sigue la misma senda: más películas de superhéroes Marvel (Thor: Ragnarok y Guardianes de la Galaxia vol. 2), nuevos remakes de sus clásicos (La Bella y la Bestia), el regreso de franquicias como Piratas del Caribe o Cars y una secuela de Star Wars al año. Todo eso en 2017. Disney sabe lo que el público quiere y se lo dará hasta que se aburra.

Las 10 películas más taquilleras del mundo en 2016

1_Capitán América: Civil War: 1.100 millones.

1_Buscando a Dory: 1.000 millones.

3_Zootrópolis: 990 millones.

4_El libro de la selva: 925 millones.

5_Mascotas: 838 millones.

6_Batman v Superman: 836 millones.

7_Deadpool: 750 millones.

8_Escuadrón Suicida: 713 millones.

9_Animales fantásticos y dónde encontrarlos: 712 millones

10_Doctor Extraño: 628 millones.

11_Rogue One: Una historia de Star Wars: 531 millones.

Datos de la web Box Office Mojo.

Más información