Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de las librerías independientes factura menos de 90.000 euros al año

El número de establecimientos creció el 3,7% en 2016 en un mercado en el que las grandes cadenas aumentan sus beneficios y las pequeñas empeoran su situación

Clientes, hoy jueves, en la librería Panta Rhei, de Madrid.
Clientes, hoy jueves, en la librería Panta Rhei, de Madrid.

Como toda estadística que se precie, las últimas noticias sobre el sector de las librerías pueden interpretarse de distinta forma, del moderado optimismo a la preocupación. La parte medio llena de la botella indica que el número de librerías en España aumento en 2016 un 3,7% respecto a 2015, hasta alcanzar la cifra de 3.967, frente a las 3.824 del ejercicio anterior, según el Observatorio de las Librerías, presentado hoy, jueves, por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de LIbreros (CEGAL) y el Gremio de Libreros de Madrid. Estos datos mantienen la recuperación iniciada en 2015, cuando, por primera vez desde 2008, el número de establecimientos dejó de mermar. En todo caso, la cifra queda muy lejos de los 7.074 locales que contabilizó el Instituto Nacional de Estadística en 2008, al comienzo de la crisis.

“Es cierto que las caídas se han frenado, pero entre eso y que estemos remontando hay una diferencia considerable”, afirma el director de la cadena de grandes librerías La Central, Antonio Ramírez. El problema al que se enfrentan, añade, “es la competencia de Amazon, por lo que es difícil ser optimista para el futuro”.

Lo que matiza esta visión favorable es que el mercado se bipolariza, como confirman los expertos de la Universidad de Zaragoza que han realizado el estudio, Rafael Bravo, Victoria Bordonaba y Ana Garrido. Los grandes establecimientos y cadenas cada vez venden más y las librerías pequeñas cada vez lo pasan peor en un panorama en el que la mitad (el 50,2%) factura en libros menos de 90.000 euros al año. Los autores han excluido de su análisis las grandes superficies comerciales como Fnac, El Corte Inglés o Carrefour, las librerías de segunda mano y aquellas cuyo único canal de venta es Internet.

Las 3.967 librerías suponen que hay de media 8,5 por cada 100.000 españoles (el año anterior la cifra fue de 8,2). Muy por encima de la UE (5,5), a pesar de que el índice de lectura de España es inferior a la media europea. Esta diferencia obedece a la gran concentración en países como Francia, Alemania y Holanda, con la venta de libros en grandes cadenas que han devorado al pequeño comercio, mientras que en España este modelo no se ha implantado, apunta el presidente de CEGAL, Juancho Pons.

La distribución geográfica sigue siendo muy desigual. La mayor densidad de librerías está en la mitad norte peninsular, con Galicia (14,8), Castilla y León (12,4) y Asturias (12). La menor, en Andalucía (5,7) y Extremadura (7,6). Por Comunidades Autónomas, la clasificación en número de librerías la lidera Cataluña (603 establecimientos, el 15,2% del total), seguida de Madrid, con 584 (14,7%) y Andalucía (481, 12,1%). Mientras que las autonomías con menos establecimientos son La Rioja (37) y Cantabria (58). Siguiendo con el recorrido geográfico, parece lógico que la mitad de las librerías se ha establecido en ciudades de tamaño medio y grande (las que tienen al menos 100.000 habitantes) y el 25,8% opera en municipios pequeños (los de hasta 25.000 habitantes).

Otro dato sobre los territorios se refiere a las ventas según la lengua en que se publica el libro. El 70,7% son en castellano, una cifra algo inferior en las comunidades que además tienen lengua propia oficial (63,3%). Las otras lenguas oficiales del Estado alcanzan el 19,6% de las ventas.

En cuanto al dinero conseguido por las ventas, fue de 763.181.739 euros en 2016, un incremento del 3,67% en relación a 2015, cuando se consiguieron 736 millones. Llegamos a un dato revelador: la mitad del censo librero factura menos de 90.000 euros al año, y un 23,6% menos de 30.000 euros. Las que facturan más de 1.500.000 euros son solo el 1,6%, 42 establecimientos del total. El año anterior eran 30, lo que supone un aumento del 47%. Las que consiguieron hacer entre 600.001 y 1.500.000 euros representan el 4,6%.

Rafael Bravo indicó que "el crecimiento en las ventas se ha estabilizado", pero las que mejores números presentan "son las librerías más grandes, mientras que las pequeñas son las que más sufren". Bravo llamó la atención sobre otro aspecto, "las grandes variaciones en el sector, hay negocios que han aumentado sus ventas un 15% en el mismo año en que otros han sufrido ese porcentaje de pérdidas", lo que lleva a que "la mitad de las librerías han aumentado sus ventas y la otra mitad las ha disminuido".

Uno de los últimos negocios en llegar al mercado madrileño ha sido Librería Los Editores, en 2015. “Desde que abrimos, el crecimiento ha sido progresivo”, asegura la editora Pilar Eusamio, que cree que parte del éxito está en “la dinamización”. “Hacemos presentaciones de libros, cursos... todo lo que se nos ocurre para responder a nuestros clientes”.

Uno de los últimos negocios en llegar al mercado madrileño ha sido Librería Los Editores, en 2015. “Desde que abrimos, el crecimiento ha sido progresivo”, asegura la editora Pilar Eusamio, que cree que parte del éxito está en “la dinamización”. “Hacemos presentaciones de libros, cursos... todo lo que se nos ocurre para responder a nuestros clientes”.

Para favorecer a los sufridos pequeños y medianos libreros, el presidente de CEGAL, Juancho Pons, reclamó medidas como la vuelta al precio fijo en los libros de texto para alumnos de primaria y secundaria. ¿Por qué? Porque la cuarta parte de la facturación es por venta de libro escolar, sobre todo en las librerías generales. El director general de Industrias Culturales y del Libro, Óscar Sáenz de Santamaría, habló de este informe como "un mensaje positivo", pero admitió que a los pequeños y medianos "no les ha ido bien". Para mejorar su situación, defendió las subvenciones otorgadas "para la modernización de librerías por valor de 120.000 euros anuales".

El exhaustivo estudio también se ocupa de cuánto tiempo lleva abierta esa librería cercana a su casa. La gran mayoría se fundó antes de 2000 (70%). Entre estos, es reseñable que el 43,4% comenzó su andadura entre 1980 y 1999. También cabe destacar que un 16,5 % montaron su empresa desde 2008. Atentos a su librería más cercana.

Venta por Internet y redes sociales

El Observatorio de las librerías también se ha ocupado de las ventas y estrategias a través de las nuevas formas de comunicación. Así, casi la cuarta parte de las librerías españolas (22,4%) vende sus productos en la tienda y por Internet, lo que se llama estrategia multicanal, y que les reporta, de media, el 11% de sus ventas. Las más grandes y las especialidades son las que más ofrecen a sus clientes esta nueva opción. En cuanto a las redes sociales, el informe subraya que prácticamente no hay librería sin página de Facebook (99,2%) para comunicar sus actividades y novedades, mientras que las que usan Twitter son muchas menos, el 46,4%. Curiosamente la red social de fotografía Instagram llega ya al 24,7% mientras que YouTube está en solo el 5,9%.

Más información