Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la lista ‘Granta’ al olimpo sueco

Compañero de la generación de Amis, McEwan y Rushdie, Ishiguro es el primero en lograr el premio Nobel de Literatura

Portada de la revista 'Granta' del número con los mejores novelistas británicos.
Portada de la revista 'Granta' del número con los mejores novelistas británicos.

Kazuo Ishiguro tiene el honor de ser el primer escritor en alzarse con el Nobel entre los de la primera y ya célebre lista de la revista Granta de los mejores jóvenes narradores británicos. Fue en 1983, cuando este contaba 29 años. Compartió lista con Shiva Naipaul, el hermano pequeño del Nobel de Trinidad y Tobago, V. S. Naipaul. Shiva desgraciadamente murió prematuramente en 1985, justo cuando su prestigio estaba en alza.

Todo se remonta a 1979, cuando dos jóvenes y aguerridos estadounidenses, Bill Buford y Pete de Bolla se hicieron con la revista literaria estudiantil de Cambridge, cuyo nombre, Granta, evoca el antiguo apelativo del río Cam que discurre por la ciudad. Fue un motín literario de primer orden. Outsiders y además ¡estadounidenses! al mando de una revista británica centenaria en el seno del poder intelectual inglés. Los jóvenes editores pretendían romper con la persistencia de un modelo anticuado y complaciente en la novela inglesa y abrir un diálogo transatlántico con la joven escritura norteamericana que no lograba franquear el muro de las editoriales del Reino Unido. El primer número de esta nueva era se titula La nueva escritura de Estados Unidos y, para añadir leña al fuego, el tercero anuncia con toda audacia ¡La muerte de la novela inglesa! ¿Puede imaginarse cómo sentó semejante atrevimiento?

Fueron, con todo, las esperadas y debatidas listas de narradores publicadas cada decenio con las que la revista Granta ha destacado mundialmente al descubrir a muchos escritores que se revelarían como las principales voces de su generación. Tras la provocación del certificado de defunción, Granta sugirió una renovación generacional con la selección de 1983, que descubrió además de al flamante Nobel Ishiguro, a Salman Rushdie, Ian McEwan, Martin Amis, Julian Barnes, Rose Tremain, William Boyd, Graham Swift y Pat Barker, entre otros.

Ahí no quedó la cosa: Ishiguro, gracias a su juventud, fue elegido además en la segunda lista que vino 10 años después. En aquella ocasión compartió elenco con Alan Holllinghurst, A .L. Kennedy, Hanif Kureishi, Jeanette Winterson (que este año también apareció en las quinielas para el Nobel) Will Self, Ben Okri, Esther Freud y Lawrence Norfolk.

En su biografía de 1983, del autor se dice que “vive en Londres donde duerme durante el día e ingiere cantidades descomunales de comida de noche”. También que es descendiente de samuráis. Adquirió la ciudadanía británica en 1982, justo a tiempo para ser incluido en la lista del año siguiente.

Granta no solo se ha centrado en la literatura anglosajona. Su conversación también se ha extendido en estos años a Iberoamérica. En el número cuatro publicaron un primer texto traducido del español: La orgía perpetua; Un ensayo sobre la sexualidad y el realismo, de Mario Vargas Llosa sobre Gabriel García Márquez.

En el siguiente, se ofreció un fragmento de Las muertas del mexicano Jorge Ibargüengoitia; en el sexto, un ensayo de Ariel Dorfman y un texto de António Lobo Antunes. Siguieron con Cabrera Infante, José Donoso, García Márquez sobre Cortázar, Carlos Fuentes, Reinaldo Arenas (en el número 13, el cuento Después de la Revolución y en el 14, Un poeta en Cuba). Por último, en el 36, titulado Vargas Llosa for President, contenía un reportaje de Sergio Ramírez sobre la muerte del sueño comunista nicaragüense.

Valerie Miles es editora, escritora, profesora y cofundadora de la revista Granta en español.

Más información