Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura mete prisa a la SGAE para parar la rueda

El secretario de Estado pide al presidente de la entidad un calendario de actuación

El madrileño Palacio de Longoria, actual sede de la SGAE.
El madrileño Palacio de Longoria, actual sede de la SGAE.

Los cambios, en la SGAE, avanzan a cámara lenta. Tanto que a menudo se paran por el camino y nunca lo retoman. Sin embargo, la operación policial sobre la rueda —que hace un mes detuvo a 18 presuntos implicados en una trama entre socios de la entidad y televisiones para embolsarse millones gracias a las canciones emitidas de madrugada— parece haber metido prisa a todos. A la SGAE, que se ha personado como parte afectada en la investigación. A una treintena de los principales músicos del pop español, que por primera vez denunciaron públicamente a EL PAÍS la “mafia” que gobierna la entidad. Y, ahora, a Cultura.

El ministerio sabe desde hace años de la existencia de la rueda, pero siempre dejó que fuera la SGAE quien la parara. Nunca ocurrió. Así que, ante el aumento de las críticas que lamentan el inmobilismo de Cultura y piden que intervenga la SGAE, el secretario de Estado, Fernando Benzo, se reunió el viernes con el presidente de la entidad, José Miguel Fernández Sastrón, y le comunicó que “mantendrá el refuerzo e intensificación del control y supervisión de la entidad”, según fuentes del ministerio.

El laudo

Benzo, además, solicitó a la entidad que acelere el cumplimento del laudo emitido por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. De hecho, un requerimiento de información remitido a la SGAE días antes por el ministerio le pedía que “comunique las medidas que va a ejecutar con carácter más inmediato para dar cumplimento al laudo, con indicación de un calendario concreto del conjunto de tales medidas y actuaciones”. El texto se refiere al fallo con el que tres árbitros establecieron que la música nocturna nunca supondrá más del 20% de los ingresos que una televisión genere para la SGAE. Estos años, en cambio, llegó a representar el 70% de la recaudación, pese a que los programas donde se emitían esos temas, de 2 a 7 de la madrugada, contaban con el 1% de audiencia. Gracias a ello, el fraude de la rueda ascendió a 100 millones de euros, según el juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional.

Justo el día antes de la reunión, Sastrón declaró a este diario que el laudo sería efectivo en el próximo reparto de los ingresos, en diciembre —son semestrales—. El presidente de la SGAE dejó claro que “Cultura conoce perfectamente la situación de la entidad”. Ahora, además, parece querer cambiarla. Los autores perjudicados ya no tienen tiempo que perder.

Más información