Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Claves de la rueda de la SGAE

Así funciona el sistema que genera recaudaciones millonarias por la música emitida de madrugada en televisión que investiga la Policía Nacional

Efectivos policiales en la sede de la SGAE en Madrid.
Efectivos policiales en la sede de la SGAE en Madrid. EFE

Hay un estribillo que los socios más críticos canturrean resignados en la SGAE. “No hay quien pueda, no hay quien pueda, con los votos de la rueda”, se ríen para no llorar. Porque este sistema, por el que unos pocos socios ingresan millones gracias a la recaudación por música emitida de madrugada en la televisión, ha condicionado al menos la última década de la entidad. Tal vez sí pueda con ello la Policía Nacional, que hoy ha registrado la sede madrileña de la SGAE y de varias televisiones por distintas provincias españolas, además de realizar al menos 18 detenciones. Pero, ¿cómo funciona la rueda?

Cuándo

El sistema aprovecha la franja nocturna de las emisiones televisivas, sobre todo entre 3 y 6 de la madrugada. La SGAE reparte entre los socios sus ingresos por el derecho de autor según el uso del patrimonio, de ahí que a una obra que suene en prime time le corresponda más que a una emitida a altas horas de la madrugada. "Cuando todavía había música en las televisiones, para incentivar que se escuchara también en los programas nocturnos, se aumentó la cantidad que se pagaba por derechos de autor en esas franjas", explica David Arístegui, coautor del libro SGAE: el monopolio en decadencia. El efecto adverso, sin embargo, fue que la rueda echó a correr. El resultado final es que llenar la programación nocturna de canciones puede llegar a generar para sus creadores más ingresos que los de Alejandro Sanz o Pablo Alborán.

Por qué

La música supone el 80% de los ingresos de la SGAE (unos 250 millones en 2015). De ese porcentaje, la mayoría procede de la recaudación por las canciones que suenan en la televisión. En 2015, la franja nocturna representó el 70% de la recaudación por la música en la pantalla pequeña, pese a que solo llegara al 1% de la audiencia. En resumen: hay en juego decenas de millones de euros.

Quiénes

La rueda reparte sus beneficios a tres niveles. Por un lado, hay una red de creadores que graba miles de canciones, por encargo de una serie de intermediarios. A veces son temas nuevos, otras se trata de obras de dominio público con unos pocos arreglos, o incluso ninguno. Los intermediarios registran los temas en la SGAE, atribuyéndose la autoría o aprovechando testaferros y familiares que a menudo no son músicos. Algunos aparecen como creadores de miles de canciones en pocos años, según Arístegui. Empleados de varias televisiones nacionales y autonómicas colaboran con la red: adquieren las canciones con las editoriales de las emisoras y llenan la programación nocturna con estos temas. Se produce así el llamado retorno: las cadenas de televisión perciben así un 50% de los ingresos generados por el uso de esos temas, y compensan en parte la cantidad fija a la SGAE por su repertorio. Cuando más emitan sus propias canciones, mejor para todos. Salvo para los demás socios de la entidad, claro.

Cómo

Hay varias fórmulas. Una de las principales consiste en cambiar apenas unas notas de un tema de dominio público, y registrarlo como arreglo, con el nombre del autor supuestamente responsable. En otros casos, simplemente se crean sinfonías nuevas, “de mala calidad”, según el comunicado de la Policía Nacional. Sea como fuere, los nombres que aparecen como autores de los temas, en ambas circunstancias, son a menudo “testaferros”, continúa el documento: hay arreglos con cambios casi imperceptibles atribuidos a niños o ancianos, posiblemente familiares o íntimos de los intermediarios. En varios casos, se trata de la llamada música inaudible, que apenas se percibe de fondo en un programa, pero sí se contabiliza a la hora de repartir ingresos. Además, una actuación en vivo, o de música sinfónica, proporciona más dinero, lo que explica la presencia en ciertos programas de pianistas que tocan casi escondidos en algún rincón del plató.

Dónde

La Policía ha solicitado información, entre otras cadenas, a TVE, Telemadrid, Euskal Irrati Telebista (EiTB), Castilla-La Mancha Televisión (CMM), Radiotelevisión Canaria, Televisión de Aragón, TPA, del Principado de Asturias, televisión autonómica Murcia 7RM, la andaluza RTVA y la balear IB3, según la agencia Efe.

Qué ocurre ahora

Varios socios respiran aliviados. Aseguran que ahora que la policía ha tomado cartas en el asunto tal vez se pueda resolver. A partir del próximo jueves, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno tiene previsto interrogar a los 18 detenidos. Justo el mismo día la SGAE celebra su Asamblea General anual, para que los socios revisen sus cuentas y su gestión. El encuentro, ya de por sí habitualmente muy tenso e impredecible, promete toda una tormenta.

Más información