Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sillón M de la RAE sigue vacante tras no ser elegidos Rosa Montero ni Carlos García Gual

Ninguna de las tres votaciones dio el resultado requerido para el ingreso en la Real Academia

Sillón 'M' de la RAE que aspiraban a ocupar Rosa Montero y Carlos García Gual.
Sillón 'M' de la RAE que aspiraban a ocupar Rosa Montero y Carlos García Gual.

El sillón M de la Real Academia Española (RAE) que ocupara Carlos Bousoño hasta su muerte en 2015 seguirá vacante. Ninguno de los dos candidatos a sustituirlo –la periodista y novelista Rosa Montero y el catedrático de Filología Griega, ensayista y traductor Carlos García Gual- consiguieron este jueves por la tarde los votos necesarios en sufragios secretos para el ingreso en la institución.

De haber vencido Montero, hubiera sido la novena mujer en el pleno -y la duodécima en la historia- que componen 46 miembros. Pero ninguna de las tres votaciones necesarias –las dos primeras con dos tercios requeridos y la tercera por mayoría simple-, otorgó la confianza necesaria para que ella o García Gual entraran.

Para resultar elegido académico, en la votación final se requieren como mínimo los sufragios favorables de la mitad más uno de los académicos presentes en el pleno. Así se indica expresamente en los estatutos, que establecen las normas de ingreso de nuevos miembros en la corporación. Al no alcanzarse el número, la vacante no se ha cubierto y volverá a convocarse otra vez nuevamente, informaron desde la Real Academia. Asistieron al pleno 34 miembros y la mayoría necesaria en la votación final era de 18. Pero se produjo un empate a 16 con dos votos en blanco.

La candidatura de Montero ha sido promovida por Carme Riera, Margarita Salas y Pedro Álvarez de Miranda. La de García Gual, en cambio, llevaba las firmas de Juan Luis Cebrián, Carmen Iglesias y Francisco Rodríguez Adrados.

La RAE vive una primavera de intensos recambios. Además de la silla M, está vacante la correspondiente a la letra J, cuyo último titular fue el dramaturgo Francisco Nieva, que falleció el 10 de noviembre de 2016. El pasado 6 de abril se votó la silla K, que ocupó hasta su muerte, el 25 de junio de 2014, la escritora Ana María Matute. Para sustituirla fue elegido el arabista Federico Corriente Córdoba. Un experto en este campo resulta fundamental para configurar el diccionario, obra fundamental de la institución, y no había en la actualidad nadie dentro del pleno que dominara esa materia.