Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Trueba: “El cine español más interesante se hace fuera de la industria”

El director presenta 'La reina de España' dentro de la sección Berlinale Special

Fernando Trueba, durante la rueda de prensa de 'La reina de España' en Berlín.
Fernando Trueba, durante la rueda de prensa de 'La reina de España' en Berlín. Getty Images

El festival de Berlín ha hecho un hueco en la sección Berlinale Special para La reina de España, de Fernando Trueba. En una programación que ahonda en la libertad de expresión, esta comedia tiene lógica cabida al retratar unos años, los del franquismo, en los que en España no se podía hablar de muchas cosas. Y puede que ni pensarlas.

En la rueda de prensa de la comedia, junto a Trueba, guionista y director, han estado el director de fotografía José Luis Alcaine, los actores Antonio Resines y Chino Darín, y los productores Anne Deluz y Kirk D’Amigo. Finalmente, Penélope Cruz, cuya presencia estuvo anunciada al inicio del certamen, no vino desde Londres, donde ayer entregó un Bafta. En las butacas de la sala, varios de sus colaboradores, empezando por la productora Cristina Huete, y el director del ICAA, Óscar Graefenhain.

Trueba rememoró el inicio del proyecto: "No sé cuándo empecé a pensar en los personajes y la posibilidad de usarles de nuevo. Mucha gente me preguntaba si Fontiveros [el director de cine encarnado por Antonio Resines] había muerto o no. Empecé a tener ideas sobre gags o algunas secuencias… Pero no lo tenía claro, nunca había hecho una secuela. Sin embargo, el rodaje de La niña de tus ojos fue tan feliz, nos sentimos tan como una familia, a pesar de que trabajamos duramente, que decidí juntar a la banda. Les pregunté si les apetecía volver a juntarse y los ocho respondieron entusiásticamente que sí". A su lado, Resines corroboró sus palabras: "Al principio, no le creímos. Y cuando nos juntamos hace un par de años a leer por primera vez el guion, a los personajes les habían pasado muchas cosas, como a nosotros. La reunión nos hizo felices... y volvía a ser una comedia divertida".

Acerca de dónde procede su estilo de comedia, Trueba habló de las distintas tradiciones existentes en el cine. "Sí, se inscribe en la tradición de Azcona y de Berlanga, pero también conecta con la comedia italiana y con la estadounidense, que floreció con los europeos llegados a Hollywood. Creo que hay una afinidad por encima de pasaportes o fronteras. Azcona empezó a escribir comedias siguiendo el cine italiano. Yo mezclo Wilder, Lubitsch… Pienso que Azcona y Wilder se parecían mucho en su gran talento y en su enorme modestia. Pertenecen para mí a un mismo país". Lo que no sabe es si habrá más títulos en la saga: "Cuando acabé la primera, no tuve ni idea de que habría una segunda. Hoy no sé si habrá tercera. Tendremos que esperar una década. Yo tengo un guion de otro proyecto ya acabado y estoy trabajando en otro. No sé si estaré vivo para entonces". Para el cineasta no hay tema que no puede ser tratado por la comedia: "No estaba en el corazón del filme albergar un mensaje antifranquista, sino hacer una película sobre estos rodajes, pero claro en los años cincuenta en España y Estados Unidos pasaba lo que pasaba, y La reina de España estaría incompleta sin contar eso. La comedia no debe rehuir temas comprometidos, incluida la muerte. Lubitsch hizo To be or not to be durante el régimen de Hitler, y lo mismo Chaplin y El gran dictador. Lo interesante es que hablando de esos días también hablas de hoy". Defendió el tono verosímil de lo narrado, alejándose de cualquier comedieta política: "Yo saqué un Franco realista, no caricatura".

"Para mí es un milagro cada vez que hago una película"

Trueba siempre ha sido un defensor del cine como obra de arte, y en Berlín ahondó en dos momentos sobre este hecho: "El cine independiente es el único que cuenta para mi como obra de arte. El otro cine está hecho en serie, o en franquicias. Estamos en mitad de una batalla crucial. Hoy son corporaciones, maquinarias sin gente las que deciden qué se hace. En España casi todo el cine es independiente, aunque las televisiones privadas mandan mucho. Los productos de la fábrica nacen muertos y esas empresas acaban necesitando a los independientes. Al final el independiente siempre triunfa". Y por otro lado habló del tan en boga otro cine español. "El cine más interesante desde hace años lo hacen directores jóvenes casi sin dinero, distribuyéndolo por circuitos poco convencionales, viéndose sus películas más fuera de España que dentro. La industria se mira a sí misma la mayor parte del tiempo. Pero puede que siempre haya sido así. Yo creo en la industria, lo que no creo es en muchos productos de la industria. La reina de España no podría haberle levantado sin una industria detrás. Si surge la oportunidad, nunca puedes desperdiciar la posibilidad de contar una historia con este empaque, con estos decorados… Pero lo importante es contar la historia. Para mí es un milagro cada vez que hago una película. Y doy gracias por ello sobre todo a mi productora, Cristina Huete, que se pelea para que lo logre siempre".