Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubierto en Tlatelolco un templo dedicado al dios del viento

El adoratorio fue encontrado debajo de un antiguo supermercado y data de 1325

El arqueólogo Eduardo Luna, frente al montículo hallado.

Fue un punto neurálgico para el comercio en Mesoamérica y rivalizó con la gran Tenochtitlan, el gran centro del imperio mexica. Tlatelolco fue una de las ciudades-Estado más importantes del Valle de México, antes de la llegada de los españoles a América. "El Sardinero", un antiguo supermercado al norte de la capital mexicana, ocultaba una edificación que había permanecido enterrada por más de seis siglos, construida en 1325. El adoratorio tiene una forma circular, mide 11 metros de diámetro y 1,20 metros de alto, y se cree que está dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl, la deidad del viento, informaron los arqueólogos de Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El hallazgo desveló 43.000 objetos, así como osamentas de al menos 20 entierros de adultos, niños y animales que estaban tres metros bajo el nivel actual de la calle. El INAH logró preservar alrededor de un millar de objetos y constató vestigios de ofrendas con huesos de aves, obsidiana, espinas de la planta del maguey y copal. Otros artefactos como incensarios y figuras con representaciones de monos y picos de pato se utilizaban para rendir culto a Ehécatl, a quien se le atribuía el poder de provocar lluvias con el viento para terminar con los periodos de sequía.

Los especialistas del INAH explicaron en una conferencia de prensa la semana pasada que el templo cuenta con tres fases de construcción. La primera se dio alrededor de 1337 y se caracteriza por muros bicónicos; la segunda data de entre 1376 y 1417 y es la que se conserva mejor, y la última se remonta a alrededor de 1427, pero sólo quedan vestigios.

El templo sufrió daños que pudieron haber sido causados por la construcción de una cementera y "El Sardinero" durante la primera mitad del siglo pasado, afirmó el supervisor del proyecto, Eduardo Luna. El equipo de 12 arqueólogos ha trabajado desde 2014 para recuperar el recinto ceremonial y recavar información que dé visos sobre la civilización tlatelolca. El fin de las obras de restauración y consolidación de los cimientos está previsto para diciembre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información