Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quiénes son los ocupantes de la lancha?

Massimo Sestini, World Press Photo, prepara un documental con la vida de los ocupantes de la barcaza a la deriva en Libia

Massimo Sestini junto a la fotografía 'Mare Nostrum' en la Photolux 2015 en Lucca (Italia).
Massimo Sestini junto a la fotografía 'Mare Nostrum' en la Photolux 2015 en Lucca (Italia).

Esta icónica imagen, que un año más tarde le daría el segundo premio World Press Photo 2015 en la sección Noticias a Massimo Sestini, fotógrafo italiano que a lo largo de su larga trayectoria ha captado como paparazi a miembros de la sociedad italiana, la realeza británica y a Diana de Gales, entre otros, es el origen de Where are you?, un documental que quiere rescatar el antes y el después y la vida de estos náufragos en suelo europeo.

¿Quiénes son los ocupantes de la lancha?

Imagen ampliada de la zona de la lancha donde viajaba Ed, uno de los protagonistas del documental / Massimo Sestini

A simple vista no se ve. Ni siquiera es uno de los muchos ojos que escudriñan, de entre los ocupantes que sonríen con las manos en alto de una barcaza a la deriva, al helicóptero de salvamento al que está encaramado el fotógrafo Massimo Sestini, que en un primer disparo captó uno de los rescates de la Operación Mare Nostrum el 7 de junio de 2014, en aguas cercanas a la costa de Libia. Ed, de 25 años y natural de Gambia, se asoma entre las piernas de otro de los tripulantes, en la boca de una de las escotillas de la embarcación situada en el lateral izquierdo, tratando de respirar. Ed es uno de los náufragos protagonistas del documental.

“La iniciativa de Ed de contactarnos tras escuchar una entrevista en la BBC sobre la exposición de fotos nos dio la posibilidad de volver a vernos y fotografiarlo un año después, además de conocer su historia. Siempre se lo agradeceré”, asegura Sestini, que puso en marcha el proyecto el pasado octubre. Ed no fue el único en reconocerse en esa foto: un grupo de inmigrantes que visitó la exposición itinerante de la World Press Photo en Suiza pidió al comisario de la muestra una copia de la imagen. “Le pedí al organizador que se la diera gratis a cambio de su e-mail e información para contactar con ellos”, explicaba Sestini en una entrevista a Time. No volvieron a tener noticias de ellos.

Para aquellos náufragos que se amontonaban en la parte superior e inferior de la barca, después de 17 horas a la deriva, aquel helicóptero y la fragata Bergamini fueron su tabla de salvación. Atrás había quedado su miedo. Sus horas en el mar habían sido menos duras que las jornadas que habían pasado en tierra esperando a embarcar, aseguraron Ed y los otros náufragos encontrados por Sestini y su equipo para el documental. Se sentían vivos y afortunados. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cifró en 3.419 el número de muertos intentando cruzar el Mediterráneo en 2014. “Ed nos contó que hacía mucho calor en la parte de abajo y que todos querían subir. El problema era poder retener a la gente, decía, porque si todos subían a la parte superior se corría el riesgo de que la barca se hundiera”, explica Livia Corbò, editora del proyecto y encargada de localizar a los inmigrantes y preparar sus entrevistas.

Para completar el relato de su larga travesía hasta Italia y su estancia en Europa, las redes sociales dieron un pequeño empujón: un grupo de 25 personas en Italia contactaron al equipo de Sestini a través de Facebook, con la mediación de Ed y otros amigos italianos desde Roma. Los protagonistas del documental encontrados hasta ahora son en su mayoría hombres, de entre 18 y 40 años, subsaharianos, de países como Gambia, Sierra Leona, Camerún… “Casi todos comparten una historia común: viven al sur de Italia, trabajan en el campo de manera clandestina recogiendo fruta y esperan los papeles para poder mudarse, porque saben que si se mueven perderán su oportunidad”, explica Corbò, que ve el limbo en el que están inmersos y el miedo a ser reconocidos como factores que dificultan el reencuentro de todos los tripulantes de la embarcación, en la que también viajaban familias sirias con niños huyendo de la guerra. “Sin Ed y su capacidad para conectarnos con más testimonios Where are you? no existiría”, cuenta Sestini.

Más información