Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bogotá definirá la suerte de los toros en las urnas

Un tribunal avala que se realice una consulta popular sobre la celebración de las corridas en la capital

Un manifestante antitaurino en Bogotá.
Un manifestante antitaurino en Bogotá. EFE

Los bogotanos tienen en sus manos el futuro de la fiesta brava. Así lo confirmó esta semana el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, tras debatir si la consulta popular que hace un mes aprobó el Consejo de la ciudad era acorde a la ley de participación ciudadana y si vulneraba la Constitución. Despejadas las dudas, los capitalinos podrán decidir en una votación si están de acuerdo o no con que se realicen corridas.

El fallo del Tribunal advierte de que no se trata de la desaparición de la actividad taurina y lo que se decida en la consulta se limitará a Bogotá. En Colombia hay fallos del Constitucional que establecen que los alcaldes no pueden prohibir las corridas en municipios con tradición taurina y eso es precisamente lo que establecerá la consulta popular.

La iniciativa antitaurina, liderada por animalistas y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se realizará en los próximos meses. Solo falta definir el día. La Registraduría Nacional, encargada de las elecciones, ha dicho que necesita como mínimo tres meses y que los tiempos están apretados para realizarla, como se espera, con las elecciones regionales, el 25 de octubre. Aun así, Petro expidió el miércoles un decreto donde convoca a los bogotanos a participar en la iniciativa en esa fecha.

Tampoco está claro si se dispone de los 40.000 millones de pesos (unos 12 millones de dólares) que costaría hacerla, dinero que deberá desembolsar el Gobierno. Funcionarios de la Alcaldía han dicho que si la consulta se hace el 25 de octubre se reducirían costos porque se aprovecharía la logística de las elecciones de gobernadores y alcaldes. Solo habría que imprimir un tarjetón adicional.

El 76% se opone

La Corporación Taurina de Bogotá, que ha liderado el debate sobre las corridas desde que Petro cerrara hace tres años La Santamaría, la plaza más emblemática del país, anunciaron que tomarán medidas jurídicas frente al fallo del Tribunal. El presidente de esta colectividad, Felipe Negret, ha dicho en reiteradas ocasiones que las consultas populares en Colombia no están hechas para “aplastar minorías”, sin embargo, insiste en que los taurinos no le tienen miedo a las urnas.

El pasado miércoles se conoció una encuesta de la Universidad de la Sabana a más de 700 bogotanos, en la que el 76% dijo que se opone a las corridas y solo el 19% las apoya. Aún así, el camino para los animalistas no está tan despejado. Según la ley colombiana, esta iniciativa solo será válida si participa la tercera parte del censo electoral, que en Bogotá es de cerca de 1.900.000 votantes. La opción ganadora tendrá que obtener más de 900.000 votos, que corresponden a la mitad más uno de los sufragios de esa tercera parte del censo electoral.

El Constitucional se pronunció a favor de la reapertura de La Santamaría hace un año y le ordenó a la Alcaldía que abriera sus puertas en un plazo de seis meses, algo que se ha venido aplazando por obras de restauración.