Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Reeducar y cambiar el chip ortográfico cuesta mucho”

El coordinador de la Ortografía del español aprobada por las 22 Academias en 2010 habla del problema de modificar las reglas

El académico Salvador Gutiérrez, en la redacción de EL PAÍS, en 2010
El académico Salvador Gutiérrez, en la redacción de EL PAÍS, en 2010

El español tiene nuevas reglas ortográficas desde 2010. Con sus más y sus menos, por la supresión de tildes arraigadas (guion, solo/sólo…). Nada comparable a la actual revuelta portuguesa. El filólogo y académico Salvador Gutiérrez Ordóñez (Taballes de Bimenes, Asturias, 1948) coordinó la elaboración de la Ortografía de la lengua española, consensuada entre las 22 Academias en Guadalajara (México) en noviembre de 2010. Contesta a la entrevista por teléfono desde Uruguay.

Pregunta. ¿Por qué los cambios ortográficos resultan tan controvertidos?

Respuesta. La ortografía es el sector de la lengua que está más en contacto con los sentimientos profundos, tanto individuales como colectivos. Aprendemos la ortografía desde niños y ese conocimiento se automatiza. Volver a reeducar, a cambiar el chip, cuesta mucho. Por eso el primer sentimiento es en contra. Desde el punto de vista colectivo, algunos aspectos se convierten en símbolos, como ocurrió con la ñ cuando se planteó la supresión de la letra de los ordenadores. Es una reacción nacionalista de la lengua, que también ha ocurrido en Francia o Alemania.

P. Y ahora en Portugal.

R. Lo que está pasando en Portugal es una resistencia. Son necesarias las reformas absolutamente. No tiene sentido que una lengua tenga dos ortografías. Causa muchos problemas, incluso económicos, por ejemplo a las editoriales.

P. La dispersión ortográfica, ¿se ha evitado con el español?

R. Hubo algo que podríamos llamar un cisma, con una reforma ortográfica en 1844, liderada por Chile, que propuso un cambio que siguieron algunos países hispanoamericanos. Eso duró 80 años. Luego todo volvió a su cauce.

P. ¿Está pendiente alguna revisión ortográfica en el caso del español?

R. De momento, está publicada la Ortografía de 2010. Puede haber pequeñas polémicas, pero no se plantea ningún cambio.

P. ¿Cuáles son las principales divergencias?

R. El caso de las tildes en palabras como solo o en los demostrativos… Pero son propuestas que pretenden introducir coherencia en la escritura.

P. ¿Cuándo es necesario revisar la ortografía?

R. En español, la ortografía está bastante fijada desde 1815. Quedaban pequeños rincones o cambios que se han ido haciendo. Las reformas se deciden poco a poco. Los mismos ciudadanos plantean problemas en sus consultas a la Academia sobre los que luego pensamos.