Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente cántabro ve “irrespetuosa” la carta de Altamira

Los científicos se han rebelado contra la reapertura de la cueva

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego.
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego. EFE

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha considerado que la carta del departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense que cuestiona el programa de conservación y las visitas de Altamira es una "opinión" y resulta "irrespetuosa" con los investigadores de ese programa.

Diego ha asegurado que el Patronato del Museo Altamira, del que forma parte el Gobierno cántabro, no ha descartado el cierre total de la cueva, y ha anunciado que ese órgano volverá a reunirse el próximo 26 de marzo.

Diego se ha pronunciado así al ser preguntado por una carta del departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense sobre la conservación de las pinturas de Altamira y el programa de investigación que impulsa el Ministerio de Cultura, que publica este jueves EL PAÍS.

La carta, que se ha enviado a la Unesco, aboga por que la cueva permanezca cerrada y cuestiona diversos aspectos de la gestión que se está haciendo y del programa de conservación, como la capacidad de su director, Gäel de Guichen, la "presión de los políticos locales sobre los medios de comunicación" en favor de la reapertura, o que la réplica se "desvaloriza".

"Puesto que ni la evidencia científica ni el número de visitantes previstos apoyan la apertura de la cueva, sólo queda reconocer que son la presión política y las posiciones electoralistas las que subyacen a las acciones adoptadas por el Ministerio de Cultura de España", se añade en la carta, que firman el director del Departamento de Prehistoria de la Complutense, y una quincena de catedráticos, profesores e investigadores más.

El presidente de Cantabria ha afirmado que esta carta le parece "absolutamente irrespetuosa", aunque él, por su parte, respeta esa "opinión". "Me parece absolutamente irrespetuosa. No conmigo o con el Patronato, me parece irrespetuosa con sus colegas investigadores, 54 concretamente", ha dicho Diego.

El jefe del Gobierno regional ha apuntado que desde hace más de dos años -en concreto, desde septiembre de 2012- ese más de medio centenar de investigadores ha estado "volcado" y con "una ilusión enorme" para llevar a cabo "un trabajo de altísimo interés" en Altamira, la cueva de Santillana del Mar que se cerró al público en 2002.

Y ha recordado que de ese trabajo se han desprendido ya algunas conclusiones, que han determinado que no hay afección en la cueva a consecuencia de la apertura controlada en visitas experimentales, de cinco personas más el guía cada semana.

"Es una opinión que yo respeto, pero por encima de esa opinión respeto muchísimo más las horas de trabajo, las horas de discusión, la elaboración de conclusiones científicamente apoyadas en el conocimiento de esas personas", ha agregado el presidente regional, en alusión a los investigadores del programa de conservación. "Yo creo que la patente de científico, investigador y reputado no la tiene nadie en exclusividad en ningún ámbito", ha abundado.

Diego ha subrayado además que el Patronato no ha desechado nunca el cierre total de la cueva. "Ahora se abre porque los trabajos han determinado que se abra de esa manera, regulada y controlada", ha aseverado Diego, que recalca que la afección en la cavidad es "cero". El presidente ha señalado que el próximo Patronato de Altamira se celebrará el 26 de marzo.

Más información