Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 500 noches argentinas

Sabina ofrece 10 conciertos en Buenos Aires dentro de su gira latinoamericana

Joaquí Sabina, en la presentación de su gira en Buenos Aires. Ampliar foto
Joaquí Sabina, en la presentación de su gira en Buenos Aires. EFE

Después de subir el telón en Lima, el pasado 22 de agosto, de su gira sudamericana 500 noches para una crisis, con la que celebra los tres lustros de su disco 19 días y 500 noches, Joaquín Sabina desembarca en Argentina, donde ofrecerá la mayor cantidad de actuaciones de su actual tour, que concluirá el 9 de octubre en Montevideo. La primera de ellas será este miércoles 3 de septiembre en el estadio Luna Park de Buenos Aires, en el que se desarrollarán 10 de los 15 conciertos (cuyas localidades están casi agotadas) de esta serie de presentaciones en ese país. “Cada vez que vengo, tengo una sensación muy vívida y profunda. Por eso estoy exactamente en el lugar que debo estar. Todo lo que necesito se encuentra aquí”, afirmó el cantautor español durante el mediodía del lunes, en la rueda de prensa que ofreció en un hotel de la capital argentina. “Mi amor por Argentina es fundamentalmente por Buenos Aires debido a que tiene todo lo que me gusta de una ciudad. Y es que soy urbano, poco campestre e idílico”.

A pesar de su enamoramiento de Buenos Aires, Sabina advirtió que en sus conciertos locales no incluirá el tema De purísima y oro porque “Argentina no es un país de cultura taurina”, aunque también adelantó que el orden del repertorio no será el mismo que el del álbum y que hará "algunos cambios diabólicos” en las canciones. No obstante, al momento de justificar las razones que le llevaron a recrear en vivo esta producción, 15 años más tarde de su aparición, cuando encuentra preparando nuevo material, ilustró: “No suelo revisar mis discos, pero hace unos meses lo escuché, y me pareció que era muy digno. Lo hice cuando cumplí 50 años, que fue la edad en la que tuve un ictus y abandoné costumbres no demasiado saludables. A los 50 me dejaron, y a los 50 me volví a enamorar. Ese trabajo lo grabé en sesiones muy intensas de días enteros y noches sin dormir, y eso no me volvió a pasar. Nunca canté un repertorio entero, pero me pareció que tenía derecho a revisitarlo ahora que he cumplido 65, que es la edad de la jubilación”.

El juglar ubetense especificó además que en sus dos primeros conciertos en la capital argentina tendrá como invitada a Noa, cantante israelí a la que apadrina. “Estoy teniendo problemas en las malditas redes sociales porque he ido dos veces a cantar con ella a Tel Aviv. Noa, al igual que varios amigos argentino-israelíes, está en contra de su gobierno militar y castigador de los problemas palestinos de la Franja de Gaza. Es lo que en su país llaman traidores, mientras que afuera los boicotean por ser judíos”, explicó el artista, que aseguró que le gustaría hacer un tema sobre las dos novias de Maradona. “Me la traje porque se lo merece, y porque hicimos una canción juntos que espero que la disfruten”. Sabina, quien dijo que llamó a la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, al enterarse que había encontrado a su nieto desaparecido, compartió igualmente la impresión que existe en España acerca de Argentina: “Hay preocupación por los fondos buitre y por la inflación, pero nos sucede como a ustedes: no sabemos qué va a pasar”.