Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las películas que darán de qué hablar en la Mostra

Un repaso por algunos filmes que por diversas razones serán recordados en el certamen

Fotograma de la película L’intrepido, dirigida por Gianni Amelio.
Fotograma de la película L’intrepido, dirigida por Gianni Amelio.

Tras la buena acogida de la inauguración del Festival de Venecia con Gravity, de Alfonso Cuarón, protagonizada por George Clooney y Sandra Bullock, que no compite por el León de Oro, nos adentramos en otros títulos que darán muchos motivos para hablar en la Mostra. Algunos de ellos no están en la sección oficial, pero por su contenido, duración, autor o escenas escandalosas serán recordados, durante y después del certamen. A continuación un repaso.

La más caliente: Under the skin. Director: Jonathan Glazer. Intérprete: Scarlett Johansson. Compite en la sección oficial.

Un joven sensualísima, Isserley (Scarlett Johannson, en versión morena, con el pelo castaño oscuro) se gana la vida vendiéndose al mejor postor. Detrás de la carita de mosca muerta se esconde una aliena, que recoge hombres musculosos en las calles. Ellos pretenden sexo duro, pero la chica, en apariencia inofensiva, los transforma en carne para alimentar extraterrestres hambrientos, que no tienen la más mínima intención de extinguirse. Glazer nos muestra una Johannson cargada de una sensualidad voraz y despiadada. El autor británico, nacido en 1965 proviene del mundo publicitario y quizá por ello hace piruetas con las imágenes. La película ha sido rodada con una cámara especialmente creada para Under the skin. El montaje ha durado un año.

La más divertida. L’intrepido. Director: Gianni Amelio. Intérpretes: Antonio Albanese, Livia Rossi, Gabriele Rendina, Alfonso Santagata y Sandra Ceccarelli. La única comedia en la competición oficial.

Para que no digan que en la Mostra todas las películas son un plomazo. Sí, hay muchas con temas socialmente rudos, pero no todas, por suerte. Al mal tiempo buena cara. Ese es el lema de vida de Antonio Pane (Antonio Albanese), en paro y sin esperanzas de encontrar un trabajo fijo. Antonio inventa el oficio de sustituto. Sonríe ante las adversidades y se ocupa en lo que sea, con tal de juntar unos cuantos euros. L’intrepido sustituye por una hora o un día entero a un cocinero, un operario de la construcción, un empleado de limpieza en el milanés estadio San Siro, entre otras ocupaciones habidas y por haber. El director, Gianni Amelio, ofrece una mirada de un país en crisis, pero siempre creativo. Participó, en 2006 en el festival veneciano con La stella che non c’é.

La más escandalosa. Moebius. Director: Kim Ku Du. Intérpretes: Cho Jae-hyum, Seo Youngju, Lee Eunwoo. No compite porque el autor ganó el León de oro en 2012 con Pietá.

Una mujer atormentada por las infidelidades del marido puede ser capaz de cualquier cosa. Hasta de matar accidentalmente a su propio hijo. Un filme rudo de un autor acusado de ser un gran provocador. La película ha sido censurada en Corea por la violencia de las escenas de castración e incesto. En el filme, Kim Ku Du, se plantea el significado de la familia, los órganos genitales y los deseos.

La más seria. The Unknown Known. Director: Errol Morris. Intérpretes: Donald Rumsfeld y Errol Morris. Compite por el León de Oro.

Uno de los dos documentales que por primera vez aparece en la sección oficial, el otro es Sacro GRA del italiano Gianfranco Rosi. The Unknown Known tiene la firma de un maestro del género, que en 2004 ganó el Oscar al mejor documental por The Fog of War, entrevistando a Robert McNamara. En Venecia, Morris prueba con una larga entrevista al ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld. “No pretende ser otra autopsia de la guerra en Irak, sino más bien, aclarar misterios”, afirma el autor.

La más gay. Gerontophilia. Director: Bruce La Bruce. Intérpretes: Pier Gabriel Lajoie y Walter Borden. Se presenta en la sección Jornadas de los autores.

Bruce La Bruce, fotógrafo y director cinematográfico canadiense, es bien conocido por sus filmes románticos homosexuales. En Gerontophilia, Lake (Pier Gabriel Lajoie) es un joven de 18 años, heterosexual declarado. Besa a su novia con pasión y deseo. Durante las vacaciones de verano, Lake trabaja en una casa de reposo para ancianos. Allí, conoce al señor Peabody (Walter Borden) y un día decide sacarlo del horrible asilo donde los ancianos consumen tantas pastillas que parecen drogados. Inicia así la relación fetichista entre Lake, que tiene 18 años, y un viejo de 82.

Más información