Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acento andaluz en Le Cordon Bleu

Un estudiante almeriense de 22 años entrenado en Calima gana el Primer Premio Promesas de la Alta Cocina otorgado por la sede española de la veterana escuela francesa

Martín Berasategui presidió el jurado, que juzgó a 10 aspirantes a chef

Martín Berasategui, presidente del jurado del primer premio Promesas de la Alta Cocina, abraza al ganador, Cristóbal Muñoz (izquierda) y al finalista
Martín Berasategui, presidente del jurado del primer premio Promesas de la Alta Cocina, abraza al ganador, Cristóbal Muñoz (izquierda) y al finalista

El almeriense Cristóbal Muñoz, de 22 años, se ha alzado hoy con el I Premio Promesas de Alta Cocina que otorga la sede española de Le Cordon Bleu, integrada en la Universidad Francisco de Vitoria. Un plato denominado por el joven aprendiz de chef Esencia y tradición, de una arriesgada y solvente ejecución y con evocaciones de las gastronomía española, francesa y japonesa –que admira Muñoz- convenció al jurado, presidido por Martín Berasategui e integrado por el presidente de la Academia Madrileña de Gastronomía, Miguel Garrido, la periodista de EL PAÍS Rosa Rivas y tres chefs profesores de la escuela.

Durante cuatro horas, compitieron 10 estudiantes – seis chicos y cuatro chicas- que habían superado varios procesos de selección entre cocineros menores de 25 años que cursan el último año de formación de un programa de cocina o pastelería en escuelas españolas. Se midieron con sus diferentes interpretaciones de un mismo plato, con iguales ingredientes. El solomillo de ternera con guarnición de verduras, patatas y salsa bordelesa, era el reto para demostrar sus técnicas y la ebullición de su talento. Y para seducir al jurado en la originalidad, la presentación, la ejecución y el sabor del plato.

Cristóbal Muñoz defiende su plato ante el jurado del premio Promesas de la Alta Cocina.
Cristóbal Muñoz defiende su plato ante el jurado del premio Promesas de la Alta Cocina.

Muñoz iba para maestro y entró de casualidad en el mundo culinario, pero ya sabe que es su motor vital. Estudiante del IES Almeraya (Almería), ha realizado prácticas junto a Dani García en su restaurante Calima. Admirador de Joan Roca y lector voraz de libros gastronómicos (le seduce Michel Bras), lloraba de emoción cuando Martín Berasategui, otro de sus ídolos, le entregó el premio. Y también mezcló lágrimas y risas de satisfacción al compartir triunfo en la primera edición de estos premios con otro andaluz, Víctor Ayoso, del I.E.S.Escuela de Hostelería San Roque (Cádiz). De 19 años, y también entrenado en la restauración malagueña, fue el segundo clasificado.

“Ha merecido la pena el esfuerzo. Es la oportunidad de mi vida”, exclamaba Muñoz tras recibir su trofeo y una beca para estudiar un diploma de Cocina, Pastelería o Cocina Española valorado en más de 21.000 euros en Le Cordon Bleu. Ayoso recibirá una beca para estudiar un certificado en cualquiera de las mismas disciplinas.

“¡Yo también he sido novato!”, animó Berasategui a los concursantes que se quedaron a las puertas del premio de futuras promesas de la alta cocina. Recomendó a los aprendices de chef ilusión, tenacidad, esfuerzo y ganas de aprender. Les arengó con su grito de guerra profesional: “¡Garrote!”, y se hizo mil fotos con ellos a las puertas del centro, presidido por un cartel que anuncia el objetivo: "Academia de arte culinario".

La sucursal madrileña de la veterana escuela de cocina francesa Le Cordon Bleu inició sus clases el 17 de enero de 2011 en el campus de la Universidad privada Francisco de Vitoria y es la tercera sede europea de la institución). Le Cordon Bleu, que alimenta su prestigio desde 1895 y ha aparecido en películas como Sabrina o Julie y Julia, es ya una multinacional de la enseñanza culinaria y "la promoción del art de vivre", con escuelas en más de 40 escuelas en 20 países. El embajador de la cocina peruana en el mundo, Gastón Acurio es uno de los chefs unidos a este azul cordón umbilical de la formación culinaria.

Los estudiantes de cocina andaluces Víctor Ayoso y Cristóbal Muñoz, emocionados tras conocer su premio en Le Cordon Bleu.
Los estudiantes de cocina andaluces Víctor Ayoso y Cristóbal Muñoz, emocionados tras conocer su premio en Le Cordon Bleu.

Le Cordon Bleu Madrid participa en la edición española del programa MasterChef y premiará con becas de estudio a los tres primeros clasificados. El ganador del concurso recibirá un premio en metálico de 100.000 euros, la publicación de un libro de recetas y una beca para cursar el Grand Diplôme, el programa más completo de Le Cordon Bleu.

Más información