Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un periodista, premio Clarín de Novela con una historia sobre Las Malvinas

La obra 'Sobrevivientes' de periodista argentino Fernando Monacelli se hace con el galardón

Fernando Monacelli recibe el Premio Clarín de Novela.
Fernando Monacelli recibe el Premio Clarín de Novela. EFE

El premio Clarín de Novela recayó el martes en su decimoquinta edición sobre el periodista argentino de 45 años Fernando Monacelli por su novela Sobrevivientes. La novela versa sobre un soldado que falleció en 1982 cuando un submarino nuclear británico hundió el buque de guerra Belgrano, donde murieron 323 argentinos. El premio está dotado con 150.000 pesos (unos 24.000 euros en el mercado oficial y 20.000 en el paralelo) y contempla la publicación de la novela por la editorial Alfaguara, perteneciente al grupo Prisa, editor de EL PAÍS.

Monacelli había sido finalista en 2005 del premio Clarín y trabaja en el diario La Nueva Provincia, de la región argentina Bahía Blanca. “Tenemos una visión un poco pesimista sobre el trabajo de periodista, que si bien elogiamos, en el fondo sabemos que se trata de una búsqueda de fuentes”, explicó Monacelli. “No está mal ser quien encuentra a alguien porque alguien nos dice dónde está. Eso es ser periodista. No somos fiscales, somos periodistas”, señaló.

Los miembros del jurado fueron el escritor peruano Santiago Roncagliolo, la escritora argentina Claudia Piñeiro, ganadora del premio Clarín en 2005, y el periodista de El País Juan Cruz, reciente ganador en España del Premio Nacional de Periodismo Cultural. Roncagliolo comentó en tono de sorna que casi estuvieron a punto de no darle el premio a Fernando Monacelli porque un personaje clave de la obra, el soldado que aparece congelado 25 años después de su muerte, se llamaba precisamente como un miembro del jurado: Juan Cruz.

La obra se impuso sobre otras nueve finalistas. “Había una gran variedad de novelas”, comentó Roncagliolo. “Muy buenas novelas de suspenso, muy buenas novelas históricas y muy buenas novelas íntimas. Sobrevivientes tiene todas esas cosas: es una muy buena novela con muchas aristas y muchas maneras de leerla. De modo que se impuso como ganadora de manera natural. Empieza con un cadáver congelado en la Antártida de un soldado argentino que ha peleado en el Belgrano que aparece muchos años después. Es un retrato de las cicatrices del pasado de Argentina, de esas cicatrices que tienen todos los países que pasaron por una guerra”.

Juan Cruz señaló que la literatura contemporánea latinoamericana está viviendo un “nuevo boom”. “En la literatura veo un regreso a un existencialismo rabioso, a un descontento con lo que ha ocurrido y con lo que ocurrirá, a las preguntas que se hace el hombre frente al abismo o a lo desconocido. Estamos viviendo un renacimiento de la literatura latinoamericana como expresión”.

Claudia Piñeiro, sin embargo, dijo que el boom es algo muy difícil de repetir. “Hoy no hay ningún escritor latinoamericano que saque un libro y produzca como lo hacían los escritores de esa época. Hoy el boom quizás esté más repartido en distintos autores, en distintos países, lo cual no es malo. Ya no está concentrado en unos pocos, sino que hoy son muchos más”.

En la gala del premio, que se celebró en una central eléctrica de Buenos Aires reformada como “Usina del Arte” no se dejó ver ningún miembro del Gobierno argentino. El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández mantiene un enfrentamiento directo con el grupo Clarín, al que acusa de ejercer un monopolio ilegal sobre los medios de comunicación. Los portavoces del grupo, sin embargo, han declarado en diversas ocasiones que la única ilegalidad la comete el Gobierno con sus presiones constantes sobre Clarín.