Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Selma Ancira, galardonada con el Premio Nacional de Traducción

Mexicana nacionalizada española, está especializada en literatura rusa del siglo XIX y griega moderna

Selma Ancira ha sido galardonada con el Premio Nacional a la Obra de un Traductor. El galardón, concedido por el Ministerio de Cultura, está dotado con 20.000 euros y distingue la labor de traducción de obras extranjeras a cualquier lengua del Estado. Ancira (México, 1956) reside en Barcelona desde 1988 y tiene nacionalidad española. Estudió filología rusa en la Universidad Estatal de Moscú y después griego moderno y literatura griega en la Universidad de Atenas.

Especializada en literatura rusa del siglo XIX y literatura griega moderna, ha traducido al español casi toda la obra en prosa de Marina Tsvietáieva, y títulos de autores como Alexandr Pushkin, Nikolái Gógol, Fiódor Dostoievski, Iván Goncharov, Iván Bunin, Mijaíl Bulgákov, Boris Pasternak, Serguéi Eisenstein, Nina Berbérova, Ósip Mandelshtam, Bulat Okudzhava, Izrail Metter y Lev Tolstói. Entre los griegos del siglo XX ha traducido la ensayística de Giorgos Seferis, poemas de Yannis Ritsos, el teatro de Yákobos Kampanellis y la novela Loxandra de María Iordanidu.

El jurado del Premio Nacional a la Obra de un traductor ha estado compuesto por Inés Fernández-Ordóñez Hernández, designada por la Real Academia Española; Francisco Fernández Rei, por la Real Academia Gallega; Patxi Goenaga, por la Real Academia de la Lengua Vasca; Marta Pessarrodona i Artigues, por el Instituto de Estudios Catalanes; Bárbara Azaola, por la Escuela de Traductores de Toledo; Carlos Fortea, por la Asociación Colegial de Escritores; Susana Onega, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas; Francisco Audije Vega, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España; Esperanza López Parada, por la ministra de Cultura; Roser Berdegué y Adan Kovasics, traductores galardonados en 2009 y 2010. Ha actuado como presidente Rogelio Blanco, director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, y como vicepresidenta la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Mónica Fernández.

Mejor traducción

Además, el Ministerio de Cultura ha otorgado a Olivia de Miguel, el Premio Nacional a la Mejor Traducción por su trabajo con la Poesía completa de Marianne Moore. Dotado también con 20.000 euros, el galardón distingue la traducción a cualquiera de las lenguas españolas de obras escritas originariamente en lengua extranjera y editada en 2011.

Olivia de Miguel (Logroño, 1948) es licenciada en Filología Anglogermánica por la Universidad de Zaragoza y doctora en Teoría de la Traducción por la Universidad Autónoma de Barcelona. También es profesora titular de la Facultat de Traducció i Interpretació de la Universidad Pompeu Fabra. Como traductora literaria trabaja con editoriales como El Acantilado, Siruela, Alba, Tusquets, Destino, Hiperión, Galaxia Gutenberg, Edhasa, Ediciones del Bronce, Random House Mondadori y Global Rhythm. Entre las obras que ha traducido destacan Una liturgia común, de Joan Didion, 1984, de George Orwel, Autobiografía, de G. K. Chesterton, por la que obtuvo el Premio Ángel Crespo de Traducción de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña, y Poesía completa, de Marianne Moore.

El Jurado ha estado compuesto por Inés Fernández-Ordóñez, designada por la Real Academia Española; Francisco Fernández Rei, por la Real Academia Gallega; Patxi Goenaga, por la Real Academia de la Lengua Vasca; Marta Pessarrodona i Artigues, por el Instituto de Estudios Catalanes; Bárbara Azaola, por la Escuela de Traductores de Toledo; Carlos Fortea, por la Asociación Colegial de Escritores; Susana Onega, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas; Francisco Audije Vega, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España; Esperanza López Parada, por la ministra de Cultura; José Luis Moralejo Álvarez y Mauro Armiño, traductores galardonados en 2009 y 2010.