Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El supuesto fraude electoral en la SGAE salpica a un íntimo de Bautista

La Guardia Civil investiga si su lista tuvo acceso a información privilegiada

José Luis Rodríguez Neri, el cerebro de la trama de desvío masivo de dinero de la SGAE, se refería a él como 'Juanjo' en las conversaciones telefónicas grabadas. Se trata de un amigo íntimo de Teddy Bautista nacido en el mismo barrio de Las Palmas de Gran Canaria que él y con el que compartió decenas de proyectos en el campo de la música como promotor, asesor y consultor. Juanjo es Juan José Álvarez del Castillo, la persona a la que la investigación apunta como urdidor o colaborador del supuesto fraude electoral con el que los agentes se encontraron al investigar la trama de Neri.

Como promotor de la candidatura cercana a Bautista en las elecciones anteriores a la Junta Directiva (las de 2007), Álvarez del Castillo tendría en su poder información privilegiada a la que la candidatura alternativa no pudo acceder. Una irregularidad suficiente como para provocar la anulación de las pasadas elecciones del 30 de junio. La víspera de que la Guardia Civil irrumpiera en la entidad en busca de papeles comprometidos.

El informe de la Guardia Civil sobre esa consulta, contenido en el sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, revela cómo este amigo personal de Bautista cobró 2.200 euros (66.000 en total) de cada uno de los 30 miembros de la Candidatura Profesional de Autores y Compositores (CPAC) -la que apoyaba a Teddy Bautista como presidente del Consejo de Dirección de la entidad- para repetir como responsable de las tareas de promoción de su lista. Su trabajo durante la campaña consistió, según su propia declaración, en la creación de una página web y en la coordinación con la comisión electoral de la SGAE.

Álvarez del Castillo tendría en su poder un censo con los datos personales de todos los socios de la SGAE obtenido tras las elecciones de 2007. El cabeza de lista de De Otra Manera (DOM) -la candidatura alternativa que compitió con la CPAC- José Miguel Fernández Sastrón, declaró ante la Guardia Civil que antes de las elecciones solicitó esos datos a la dirección de la entidad para poder conseguir los avales necesarios para presentarse. La cúpula de la SGAE, sin embargo, se los negó argumentando que, al entregárselos, se podría vulnerar la Ley de Protección de Datos Personales.

Sin embargo, en una reunión posterior de ambas candidaturas convocada por la comisión electoral de la SGAE, Álvarez del Castillo confesó delante de Sastrón que tenía los datos de los socios. "Mencionó que ellos ya contaban con los datos del censo electoral, ya que los conservaban por haber concurrido a pasadas elecciones [las de 2007]", dijo el líder de DOM a los agentes que lo interrogaron.

"Si alguna de las candidaturas hubiese tenido en su poder datos sobre los socios procedentes de anteriores procesos electorales y hubiesen hecho uso de ellos durante este proceso electivo, ello constituiría una infracción muy grave que podría acarrear incluso la nulidad del nuevo proceso", aseguró durante su declaración ante la Guardia Civil el director de los servicios jurídicos de la SGAE, Pablo Hernández, cuyo testimonio también consta en el informe.

Tal vez por eso, Álvarez del Castillo lo negó todo. Aseguró que dispuso de los datos electores a la vez que las demás candidaturas y que no guardaba una copia del censo de 2007 "porque firmó un documento de confidencialidad que les obligaba a destruirlo después de las elecciones", según el documento del sumario. Sin embargo, hasta los más cercanos a Teddy dan credibilidad a que la CPAC, gracias a Álvarez del Castillo, tuviera acceso al un listado al que no pudo acceder Sastrón, lo que puso a este en situación de inferioridad: solo pudo presentarse por dos de los cuatro colegios electorales de la SGAE (editores, audiovisuales, pequeño derecho y gran derecho) al no conseguir suficientes avales.

Caco Senante, miembro de la lista que apoyaba al presidente del Consejo de Dirección, fue quien contrató a Álvarez del Castillo. Senante aseguró que desconocía si este tenía la lista del electorado antes de los comicios, pero afirmó que, al haber participado en las de 2007, "lógicamente algunos datos tenía que tener". Los agentes, además, preguntaron a Senante si fue la SGAE quien dio a su asesor el censo antes del proceso electoral. "No creo que fuera preciso contar con esta lista, ya que tenía información de las elecciones anteriores, se supone", respondió.