Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Linares: "Gracias al flamenco he conocido el mundo"

La cantaora recibe el Premio a toda una vida de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música

"Este premio quiere reconocer una dilatada, intensa, valiosa y variopinta trayectoria. La maestría indiscutible de Carmen Linares, su valentía profesional, por ser artista comprometida y en perpetua evolución, atenta a los sonidos que la rodean y dispuesta a aventurarse, desde la calidad y desde el flamenco, en múltiples territorios, y su calidad de referente en la positiva evolución de la condición femenina en el arte flamenco". Con estas palabras justifica la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música el reconocimiento que los XV Premios de la Música quieren hacer a la carrera de una de las cantaoras actuales más veteranas y más reconocidas en una edición que se quiere dedicar al flamenco: la de Carmen Pacheco Rodríguez (Linares, 1951), que lleva como nombre artístico el lugar en el que nació. "Estoy muy contenta, es un premio muy importante porque te lo dan tus propios compañeros, y además que te reconozcan tu trayectoria, te puedes imaginar..." Carmen Linares, que ya sabía que le darían el premio antes de que se hiciera público, habla sosegada a través del teléfono nada más hacerse pública la noticia.

Está contenta, también porque comparte el reconocimiento con el arte en el que se ha desarrollado su carrera: el flamenco. "El flamenco ha crecido con su aportación", dice el comunicado de la Academia. "El flamenco me ha dado tantísimas cosas, he conocido a tanta gente... He conocido el mundo. Le estoy muy agradecida al flamenco", dice ella. "Empiezo a echar la vista atrás, porque claro, cuando te viene un premio así piensas que has hecho muchas cosas. Es estupendo que te lo reconozcan, porque hay gente que lo ha hecho y no tiene ese reconocimiento. A parte de trabajar mucho, siempre he tratado de ser coherente y honesta con mi música."

Lo dice una artista que recibió en 2001 el Premio Nacional de Música y la Medalla de las Bellas Artes en 2006. Una artista que en sus inicios compartió escenario con cantaores como Camarón de la Isla, La Perla de Cádiz, Antonio Mairena o Enrique Morente, a quien además unía una gran relación personal, y que ha grabado con todos los grandes guitarristas del flamenco.

Ha grabado a Lorca (en Locura de brisa y trino, junto a Manolo Sanlúcar), a Juan Ramón Jiménez (su último disco hasta la fecha, junto a Juan Carlos Romero, es Raíces y alas, de 2008), y ha reivindicado el papel de las mujeres, en una Antología de la mujer en el cante publicada en 1996 y que aún hoy sigue siendo un referente para las generaciones más jóvenes.

Sin embargo, ahora que recibe este premio y echa la vista atrás sus mejores momentos no están en los discos, sino sobre el escenario. "Cuando estás en el teatro y se produce esa magia con el público, te vacías... Es muy especial, también cuando la gente te dice que en esos momentos vibró contigo", explica.

Cantar a Miguel Hernández

Quizás la última vez que vivió uno de esos momentos mágicos ha sido en el estreno de su último espectáculo, Oasis abierto. Miguel Hernández flamenco, hecho por y para el poeta Miguel Hernández, que estrenó en Alicante, lugar de origen del poeta, y que después se ha podido ver en Madrid, en el marco del último Festival de Flamenco Caja Madrid. "Es un espectáculo que recibe mucho calor del público", dijo antes de su presentación en Madrid. Un espectáculo que dedicó a la memoria de su amigo Enrique Morente, recientemente fallecido y a quien siempre tiene presente.

"Para mí ha sido uno de los mejores artistas que ha dado el flamenco. Es una pena, era como un chiquillo, tenía una ilusión y una cantidad de cosas que darnos... Y le hemos perdido", recuerda. ¿Un momento con Enrique? El bautizo de su segunda hija, Soleá, de la que Linares y su marido son padrinos. "Fue en Granada, de estos bautizos multitudinarios. Él iba por la calle y veía a gente conocida y les iba invitando... Lo pasamos tan bien, era una persona tan entrañable..."

La memoria de Morente y el flamenco serán protagonistas de la gala de estos XV Premios de la Música, que se entregarán en el Teatro Coliseum de Madrid el próximo 18 de mayo. "Queremos rendir tributo a todos los que aman y amamos el flamenco, y en concreto, a alguien que nos ha dejado recientemente y al que añoramos con mucho pesar: Enrique Morente, un creador con mayúsculas", dijo Eduardo Bautista, presidente de la Junta Directiva de la Academia, en la presentación de los premios. Además de Carmen Linares, dos festivales convertidos casi en instituciones del flamenco recibirán, compartido, otro reconocimiento, el Premio a la labor de Difusión de la música: la Bienal de Flamenco de Sevilla, en marcha desde hace 30 años, y el Festival Internacional de Cante de Las Minas de La Unión, que el año pasado cumplió 50 años. La gala tendrá la colaboración especial de Javier Limón, productor y músico muy estrechamente ligado a los artistas del flamenco como, entre otros, Paco de Lucía.