Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Linares: "Entre dos aguas' siempre me pone contenta"

Carmen Linares, cantaora que acaba de recibir el Premio a toda una vida de la Academia de la Música, presenta un disco en directo, Remembranzas, grabado en Sevilla hace unos meses y en el que hace un repaso a sus 40 años de carrera. El disco cuenta con la colaboración de algunos de los guitarristas que le han acompañado a lo largo de los años, como Juan Carlos Romero o Miguel Ángel Cortés, y dos amigos de la cantaora: el Miguel Poveda y el bailaor Javier Barón. Estas son sus respuestas en el Audiomatón.

1. La primera canción que aprendiste a cantar.

La primera que yo recuerdo de cantar son los villancicos con mi padre en las fiestas de navidad, con cuatro o cinco años. Y una de Enrique Montoya que se llama A la feria de Graná, pero que yo recuerde, con mi padre siempre a la guitarra.

2. El primer disco que compraste.

Pues mira, me acuerdo de que a mi madre le tocó en un concurso de la radio en Radio Madrid un tocadiscos, un Iberofon, y mi padre lo fue a recoger. Recuerdo que con el tocadiscos trajo no un disco sino tres: uno de Antonio Mairena, otro de Fosforito y otro de Porrina de Badajoz y otro de Marifé de Triana. A mí me gustaba mucho Marifé, pero cuando era muy jovencita, una niña. De los tres discos, me hizo mucha ilusión el de Fosforito.

3. Lo último que has descubierto.

Hay una canción que me gusta mucho que canta Estrella Morente en el disco último de Javier Limón, Mujeres de agua. La canción se llama Manuela, y es un pasodoble turco. Es un disco precioso.

4. La canción que te gustaría haber escrito.

Gracias a la vida, de Mercedes Sosa. Siempre me ha encantado la letra. Además la he cantado e incluso la preparé para grabarla, cuando íbamos a hacer el disco Territorios flamencos (un disco colectivo). La preparé porque me gustaba mucho, pero al final decidimos grabar otra canción, Se equivocó la paloma, que tampoco está nada mal.

5. La canción que te hace bailar.

No sé... Me gusta mucho Corazón partío, de Alejandro Sanz.

6. La canción que te hace llorar.

Sin ninguna duda Los campanilleros. Es un villancico que le gustaba mucho a mi padre y yo lo he cantado todas las navidades, le gustaba mucho también a mi hermana, que ya no está conmigo, y siempre que lo escucho me hace llorar, no tengo ninguna duda. Me hace llorar por la música, que es preciosa, y por los recuerdos que me trae.

7. La canción que te pone de buen humor.

Me gusta mucho Entre dos aguas, de Paco de Lucía. Me trae muy buenos recuerdos de cuando salió ese tema, me gustó mucho y siempre me pone contenta. Además que fue una canción que encumbró a Paco, aunque ya era muy conocido, y fue muy emblemática para el flamenco. Y es muy alegre, muy salsera.

8. La canción que más detestas del mundo.

La vaca lechera. Por favor. Horrible.

9. Una canción sobrevalorada.

El baile de los pajaritos, de María Jesús y su acordeón. La odio. Hay que ver que nos la tuvimos que tragar durante años.

10. Una canción para el coche.

Me gusta mucho el disco Las coplas del querer, de Miguel Poveda. No te sabría decir una canción concreta, me gustan todas. Me gusta mucho Ojos verdes, me encanta, pero hay otras que me gustan también.

11. La canción que llevas siempre contigo, por si acaso.

A mí me gusta mucho Cantares, unos tangos de Manuel Machado que grabé hace unos años [en el disco Su cante, de 1.984]. Siempre que la escucho me trae unos recuerdos muy buenos. En ese disco ya empecé a ser Carmen Linares, con mi forma de cantar, que me define. También fue una cosa muy novedosa cuando los grabé.

12. La mejor canción para un karaoke.

La vida es una tómbola, es un clásico de karaoke. Alguna vez he ido, y me gusta cantarla, qué risa.

13. La canción para empezar una revolución.

Hay una canción de Enrique Morente, La Estrella, que es como un canto a la solidaridad y me parece una buena canción para empezar una revolución. He estado pensando en la letra y siempre me ha parecido muy hermosa. Se puede interpretar de muchas maneras, pero para mí la interpreto como que el mundo tiene que ser mejor. Y además, yo estoy en los coros (risas).

Los recuerdos de Carmen Linares, en el blog Por Bloguerías.