Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘ley Sinde’ ya está en vigor

El Gobierno publica en el BOE la LES que contiene la ley antidescargas, aunque no será operativa hasta el verano

La llamada ley Sinde ya está en vigor. El Boletín Oficial del Estado ha publicado hoy la Ley de Economía Sostenible (LES), en la que se incluye la disposición adicional que contiene la polémica legislación contra las páginas webs que facilitan las descargas de arcivos protegidos por derechos de autor como películas o música.

Sin embargo, aunque teóricamente la ley entra en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, la regulación antidescargas no será operativa por los menos hasta dentro de tres meses, que es el plazo que se ha dado el Gobierno para tener listo el reglamento que la desarrolley crear la Comisión de Propiedad Intelectual, el organismo administrativo dependiente del Ministerio de Cultura encargado de tramitar las denuncias de los titulares de los derechos de autor contra las webs presuntamente infractoras, que puede llevar al bloqueo o cierre de las mismas, tras el visto bueno de la Audiencia Nacional.

La ley, aprobada el pasado 15 de febrero con los votos a favor de PSOE, PP y CIU, y la oposición del resto de los grupos (PNV, ERC, ICV-IU, BNG, UPyD y Coalición Canaria), ha provocado una dura contestación por una parte de la comunidad internauta. Entre las iniciativas que han protagonizado contra la legislación que amadrina la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, destaca la creación de la plataforma Nolesvotes.com para pedir que no se apoye a ninguno de los tres partidos que han sacado adelante la ley en las elecciones municipales y autonómicas que tendrán lugar el próximo día 22 de mayo.

La LES no solo atañe a Internet sino a todos los ámbitos socioecónómicos. Tiene 114 artículos, 15 disposiciones adicionales, 10 transitorias y 60 disposiciones finales, y ha tardado un año en su tramitación desde que llegara por primera vez a la Cámara Baja, pese a que el Gobierno la anunciara como un instrumento "imprescindible y urgente para modernizar la economía española y acelerar el cambio del modelo productivo".