Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vargas Llosa pretende participar en la inauguración de la Feria del Libro de Buenos Aires

El presidente de la Biblioteca Nacional argentina mandó una carta a los organizadores para que vetara al escritor

Mario Vargas Llosa aseguró este miércoles a El País que tiene la intención de participar en la inauguración de la Feria del Libro de Buenos Aires mientras que los organizadores no retiren su invitación. El Premio Nobel de Literatura 2010 se mostró apenado por la polémica desatada por un grupo de intelectuales argentinos cercanos al kirchnerismo, que protestó por su presencia en el acto inaugural, y expresó su deseo de poder pronunciar su discurso sin problemas ni incidentes. "Me parece muy lamentable que alguien quiera vetarme en Argentina, porque la única vez en que me ocurrió eso fue durante la dictadura militar, cuando un general que se llamaba Harguindey prohibió dos de mis libros, "Pantaleón y las visitadoras" y "La tía Julia y el escribidor".

Vargas Llosa desmintió tajantemente que sean suyos los comentarios que han aparecido en una página de Facebook que lleva su nombre. "Ni conozco Facebook, ni lo practico, ni lo haré nunca. Yo no he contestado a nadie vía Facebook. Todo lo que se me atribuye por ese medio es obra de impostores y es falso", aseguró.

En relación con la iniciativa encabezada por el director de la Biblioteca Nacional argentina, Horacio González, para que la Feria de Libro de Buenos Aires le retirara la invitación al pronunciar un discurso, el Premio Nobel de Literatura lamentó que alguien que ocupa la silla que tuvieron Lugones o Borges, "argentinos que son modelos de intelectuales independientes" proponga que se le vete en un acto cultural. Vargas Llosa se asombró también de la posibilidad de que alguien pretenda decirle de qué puede hablar y de que no. "Creo en la libertad, y la practico", afirmó.

Vargas Llosa explicó que tiene un cariño muy especial por Argentina y que sus críticas se deben precisamente a ese afecto y a su deseo de que "Argentina vuelva a ser el gran país que fue y que tiene sus raíces intelectuales en personalidades como Sarmiento". "Sinceramente, creo que tengo muchos amigos en Buenos Aires y que quienes han pedido que se me vete en la Feria del Libro no representan a los intelectuales argentinos", mantuvo.

El premio Nobel de Literatura reiteró su deseo de acudir a la feria, como estaba previsto, y que el acto se pueda realizar sin incidentes. Los escraches (americanismo que significa atacar a alguien reiteradamente y con dureza) son frecuentes en la vida política y cultural de Buenos Aires y han estado presentes en ediciones anteriores de la Feria del Libro, especialmente en los actos en los que se criticaba al gobierno de Venezuela o al kirchnerismo.