Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El flamenco ya es Patrimonio de la Humanidad

La Unesco reconoce los valores culturales del arte jondo

Actuación flamenca durante la pasada bienal de Sevilla.
Actuación flamenca durante la pasada bienal de Sevilla. GARCÍA CORDERO

Andalucía celebra en estos momentos que el flamenco haya sido elegido Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ha dado el sí esta vez al arte jondo y lo ha incluido en la lista de manifestaciones que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. La Unesco rechazó en 2005 que el flamenco obtuviera esta denominación.

Cinco años más tarde, la Unesco se ha hecho eco en su reunión de Nairobi (Kenia) de la propuesta presentada por España y promovida por la Junta de Andalucía y los Gobiernos autonómicos de Extremadura y Murcia. En Nairobi se reúne hoy la Comisión del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El consejero andaluz de Cultura, Paulino Plata, ha señalado esta mañana desde Nairobi que, en su opinión, la elección del flamenco se "va a resolver positivamente". Y sus palabras se han hecho realidad. En la reunión de hoy de la Unesco se valoran 47 propuestas procedentes de distintos países. "Las 47 propuestas no compiten entre ellas. No se valora una en función de otra", ha comentado hoy María Ángeles Carrasco, directora de la Agencia Andaluza del Flamenco. Este organismo, cuya sede está en el céntrico barrio sevillano de Santa Cruz, es un hervidero de gente, feliz ante la reciente elección de la Unesco. Esta mañana estaban allí varios artistas flamencos, como Fosforito, Esperanza Fernández y Manuela Carrasco.

España ha presentado este año a la Unesco cinco candidaturas a Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Tres han sido presentadas en exclusiva por España (el flamenco, el canto de la Sibila de Mallorca y los castells catalanes) y dos compartidas con varios países (la dieta mediterránea, junto a Grecia, Italia y Marruecos, y la cetrería, junto a los Emiratos Árabes Unidos, Bélgica, República Checa, Francia, Corea, Mongolia, Marruecos, Qatar, Arabia Saudí y Siria).

Más de dos millones de andaluces se han sumado a la iniciativa a través de las mociones de apoyo aprobadas en sus Ayuntamientos y más de 30.000 personas de 60 países se han adherido a través de Internet. A esto se suman centenares de cartas de apoyo de colectivos y artistas para que el flamenco fuera Patrimonio de la Humanidad.

En el documento presentado a la Unesco se recalca que "el flamenco es una expresión artística producto del cante, la danza y la música" y que "es la más significativa y representativa manifestación del patrimonio cultural inmaterial del sur de España, representando una aportación única de la cultura española en el mundo". También incide en sus funciones sociales: el flamenco da identidad a comunidades, grupos y personas; aporta ritos y ceremonias de la vida social y privada; y crea un vocabulario y corpus de expresiones.

Asunción Demartos, presidenta de la Asociación de Artistas Flamencos: "Creo que puede venirnos muy bien si realmente se utilizan bien las cartas y nos preocupamos realmente de lo importante que son los artistas".