DALE UNA OPORTUNIDAD A ESTA BANDA

Mañana no espera a mañana

El quinteto sevillano, elegido Grupo revelación nacional en el Contempopránea de este año, acaba de editar su primer disco 'A ver quién llega antes al fin'

Cristóbal Colom tiene 24 años y las cosas muy claras. Empezó a ir al Conservatorio de pequeño "de esas cosas que te apuntan los padres cuando no saben que hacer contigo por las tardes" y aunque lo dejó "porque era un aburrimiento académico y clásico que no me iba a nada" siguió tocando la guitarra. Hoy lidera la banda sevillana Mañana que tras ganar este año el premio al Grupo revelación nacional del Extremadura Contempopránea Cruzcampo , acaba de editar su primer disco de larga duración: A ver quién llega antes al fin.

Mañana firma un disco de debut inundado de folk-pop con letras limpias, concisas, pero disparadas con precisión: "La mejor de las venganzas no la cobras por amor" comienza el primer corte Tres deseos. Es un pop directo que recuerda a The New Raemon o a Tachenko , especialmente en los primeros temas, pero que según avanza se va trasladando más al folk, próximos a Wilco o Bright Eyes , y la influencia americana lo inunda todo. La colaboración con Miren Iza de Tulsa en Río Abajo escora el sonido un poco más hacia el country pero Colom huye de etiquetas: "En el fondo hacemos pop rock, solo que como tenemos mucha influencia de grupos americanos y, como Bob Dylan nos flipa a todos, pues también tenemos folk o country en algunos momentos pero en el fondo es música pop rock".

Más información
Oleomusic, o cómo pintar cuadros sonoros
Freakmind, con sonido metalero, buscan su sitio en el mundo
Rosvita, surrealismo musical inclasificable
Cóctel de estilos en 'El Rancho'
El Tonto que hacía canciones para no olvidar
Medelia, ensayo y acierto
Tenpel despliega las alas

El grupo nació en 2007 de la mano de Colom: "tenía canciones que había estado haciendo, había tocado con algunos grupos sin llegar a nada. Me quedé un poco parado y me lancé a grabar una maqueta con las canciones que tenía, algunas bastante viejas". Después de ese primer EP llamado Algunas causas perdidas, llegó el segundo, El fuego en casa, esta vez con otros componentes. La banda no se hizo fija hasta hace año y medio con Julio López (guitarra y coros), Fran Rosado (teclados y acordeón), Iván Vergara (bajo), Jorge Mesa (batería y percusión) y el propio Colom que se encarga de la guitarra, la armónica, la voz y las letras. Sus canciones en myspace han sido escuchadas más de 50.000 veces y tienen más de 2.000 seguidores en Facebook .

Desde el primer concierto que dieron, en la Fnac de Sevilla allá por 2007, han tocado con Remate , The Ladybug Transistor o Micah P. Hinson "posiblemente el concierto que hemos dado para más público con la sala totalmente llena, unas 600 personas, pero entonces tocábamos muy mal y ahora ha mejorado bastante la cosa". Este año se están consagrando en los festivales, empezaron en abril con el primer aniversario de Mirador Pop (Cádiz) en el que compartían cartel con Maga , Australian Blonde , Nueva Vulcano , Mujeres y Olimpic , tras eso han pasado por el Contempopránea (Alburquerque) y el Sonorama (Aranda de Duero), y aun les queda el Ecopop (Arenas de San Pedro).

Esa es su principal intención, que les conozcan por encima de que se compren sus discos, por eso A ver quién llega antes al fin puede descargarse gratuitamente a través de la web . "El disco es un instrumento promocional para que nos llamen a festivales para ir a tocar, en las revistas nos saquen críticas y la gente oiga hablar del grupo. En el fondo lo que nos interesa es que si vamos a tocar a Galicia la gente haya podido escuchar las canciones y venga al concierto. Quien quiera encontrar el disco en Internet lo va a encontrar, así que no tiene sentido estar escondiéndolo". Confiesa que duda mucho "de los principios y la gestión de una entidad como la SGAE" y que en el fondo se impone un cambio de modelo de la industria musical. Ellos han editado su propio disco, una experiencia que recomiendan "porque hay un montón de grupos que están haciendo cosas interesantes y por no tener el apoyo de un sello no se lanzan y se quedan en nada" ­y acaban de sacar una edición limitada de su vinilo -unas 500 copias­- "un poco por fetichismo, en el fondo quienes compran cd?s son amigos del grupo, gente que le gusta muchísimo y que es ultrafan así que mejor que compren nuestro vinilo que es mucho más bonito de mirar, de tocar y de tener entre las manos que el cd", dice riendo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS