Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfredo Landa recibe "exultante" el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2008

El Consejo Navarro de la Cultura dice que el actor es "una de las presencias más memorables del cine español"

El Consejo Navarro de la Cultura reconoció hoy el medio siglo de trayectoria profesional del actor pamplonés Alfredo Landa al concederle el Premio Príncipe de Viana de Cultura 2008, un galardón que por primera vez en 18 ediciones recae en un actor.

Alfredo Landa (Pamplona, 1933) recibió la noticia de su reconociiento "exultante, lleno de orgullo y de satisfacción" y afirmó que "vale la pena haber nacido y, sobre todo, haber nacido en Pamplona" para recibir este galarón. La candidatura de Landa había sido presentada por el Ateneo Navarro.

El actor ha realizado a lo largo de su carrera profesional unas 120 películas y ha sido protagonista en un centenar de ellas. Ha obtenido dos Goyas al mejor actor por 'El bosque animado' y por 'La marrana', y un Goya de Honor en la última edición de los Premios del a Academia del Cine.

El Consejo Navarro de la Cultura optó por la candidatura de Alfredo Landa para un galardón al que también optaban Miguel de la Quadra Salcedo, deportista y explorador; Juan José Martinena Ruiz, jefe del Archivo General de Navarra; el padre Luis Bacáicoa Martich, sacerdote paúl; Juan Huarte Beaumont, empresario y mecenas navarros; y Jesús María Muneta Martínez, organista y miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas, no desveló cuál fue el sentido de las votaciones pero, en cualquier caso, señaló que la candidatura de Alfredo Landa salió adelante con "un gran respaldo".

El navarro recibirá el galardón de manos del Príncipe de Asturias previsiblemente en el mes de junio en un acto que celebrará en el Monasterio de Leyre. El Consejo Navarro de la Cultura destacó del galardonado que, llejos del estereotipo de galán y distante de la hechura estandarizada del actor de primera fila, de un solo perfil y de voz circunspecta y engolada, ha sido un comediante y un actor excepcional capaz de representar tipos y personajes con multitud de registros".

Sobre su técnica interpretativa, valoró que "está llena de recursos y de honradez personal", lo que le sitúa "como una de las presencias más memorables del cine español".