Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DESAPARECE EL AUTOR DE 'TRES TRISTES TIGRES'

Los restos de Cabrera Infante reposarán en Londres hasta que puedan ser trasladados a Cuba

César Antonio Molina lamenta la desaparición del "maestro del calambur y de la magia verbal"

Los restos del escritor cubano Guillermo Cabrera Infante, fallecido anoche a los 75 años en Londres, permanecerán en la capital británica "hasta que puedan volver algún día a una Cuba libre", según ha afirmado su viuda, la actriz Miriam Gómez. Cabrera Infante será incinerado en la ciudad en la que vivió desde 1968 y cuya privacidad le permitió escribir siempre sobre Cuba y La Habana, a las que llevaba en el corazón.

La incineración del cuerpo del escritor se llevará a cabo en "en la intimidad más estricta". Unicamente estarán presentes "su esposa Miriam Gómez, sus hijas Ana y Carola, los esposos de éstas, y sus seis nietos", según fuentes familiares. El escritor -autor entre otras obras de Tres tristes tigres, Mea Cuba o La Habana para un infante difunto- falleció tras sufrir una caída que le produjo una rotura de cadera, una posterior neumonía y, finalmente, una infección que contrajo en uno de los hospitales donde estuvo ingresado, según Gómez.

Desde el mundo de la cultura, en especial desde la literatura y el cine, sus dos grandes pasiones, se han sucedido a lo largo de toda la mañana las muestras de dolor y las palabras de elogio para el escritor fallecido, ganador en 1997 del Premio Cervantes, considerado el Nóbel de las letras españolas. El director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, ha manifestado su "profundo dolor" por el fallecimiento del escritor al que ha calificado de "maestro del calambur y de la magia verbal". En un comunicado, Molina ha aludido también al "inmenso talento" del escritor fallecido que "convirtió en una de las obras más profundas de la literatura en español del siglo XX".

Silencio oficial en Cuba

Una amigo personal del fallecido, el coordinador editorial del Grupo Santillana Juan Cruz, ha lamentado también la muerte y ha afirmado que "es imposible pensar en Cuba, en la Cuba de cualquier tiempo, sin entender que en cualquiera de las Cubas está la Cuba de Cabrera Infante". Según Cruz, el escritor fallecido "era el hombre que introdujo el ritmo del español cubano en la literatura de su tiempo".

El escritor Gustavo Martín Garzo ha elogiado la "carnalidad del lenguaje" y las "posibilidades infinitas" que descubrió en la palabra el escritor cubano. "Logró dar al lenguaje esa carnalidad, algo muy del trópico, que cualquier escritor desearía, a través de juegos infinitos, fonéticos de sentidos", ha explicado el escritor vallisoletano, quien recuerda especialmente entre las novelas de Cabrera Infante Tres tristes tigres.

Desde La Habana, el escritor disidente cubano Raúl Rivero, recientemente excarcelado, ha asegurado que la muerte de Cabrera Infante supone una "pérdida fatal" no sólo para las letras cubanas sino para la literatura en castellano. Rivero ha expresado su "profunda admiración" por la obra del escritor, con quien mantuvo una relación "de amistad y de respeto" durante los últimos años. Las palabras de dolor de Rivero contrastan con el mutismo de los medios cubanos, controlados enteramente por el Estado. Ni Granma ni Juventud Rebelde, los dos grandes diarios de circulación nacional, ni las radios o las televisiones, han hecho ninguna referencia al fallecimiento del escritor, exiliado y enemigo declarado de Fidel Castro.