Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Codorníu convoca huelga indefinida contra el ERE

Denuncian "poca predisposición" de la dirección para negociar un recorte que afecta a 79 trabajadores

Instalaciones de cava Codorníu de Sant Sadurní.
Instalaciones de cava Codorníu de Sant Sadurní. EL PAÍS

El expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a la plantilla de Codorníu ha desembocado en un anuncio de huelga por parte de los trabajadores. A través de un comunicado difundido por el sindicato CCOO, el personal de la empresa cavista denuncia un "posicionamiento inmovilista de la dirección" en relación a la negociación de un ERE que afecta a 79 operarios, más del 10% de la plantilla. En una asamblea de delegados celebrada este martes, se acordó realizar "intensas movilizaciones" de protesta, que concluirán con una jornada de paro el 3 de abril y con la convocatoria de una huelga indefinida a partir del próximo día 8 de abril.

La empresa justifica el ajuste de plantilla para “focalizar los recursos" en la adecuación del negocio, y en el crecimiento y construcción de "las marcas de mayor valor”, y defiende la necesidad de reajustar toda su operativa. De los 79 trabajadores afectados por el ERE –de una plantilla de unos 700 empleados–, 43 corresponden al centro de Sant Sadurní d’Anoia, 26 al de Esplugues de Llobregat y 10 a la bodega de Raimat, en Lleida.

Los representantes de los trabajadores alegan que "la poca predisposición mostrada por la dirección de Codorniu para abordar una negociación que permita avanzar en la consecución de un acuerdo" ha propiciado la aprobación "por unanimidad" de un calendario de movilizaciones, desde hoy mismo, con el objetivo de desbloquear la negociación. Las convocatorias de huelga se registrarán hoy en el Departamento de Trabajo.

Las principales reivindicaciones de CCOO son la negociación con carácter urgente de las medidas planteadas en el ERE presentado por la dirección de la compañía, con el objetivo que "se amortigüe" el impacto de los despidos, y, por otro lado, la consecución de un plan industrial que garantice la viabilidad de la empresa.

Codorníu, dirigida por Ramón Raventós Basagoiti tras ser adquirida en octubre del año pasado por el fondo de inversiones norteamericano Carlyle, asegura que la reestructuración de plantilla se hará de forma socialmente responsable, ofreciendo un plan de prejubilaciones y programas de acompañamiento para los empleados afectados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >