Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena limitará a 90 días al año los alquileres de pisos a turistas sin licencia

Quien quiera alquilar su vivienda más tiempo tendrá que obtener una licencia específica

Unos turistas entran en unos pisos turísticos en una imagen de archivo. ATLAS

El Ayuntamiento de Madrid, liderado por Manuela Carmena, anunció este miércoles que elabora un plan para limitar a 90 días al año los alquileres de pisos a turistas por parte de particulares sin licencias. Más allá de ese límite, los propietarios deberán obtener una licencia municipal para seguir con su actividad (es decir, una licencia urbanística hotelera). "El turismo para Madrid es un motor económico importante", sostuvo Carmena, pero agregó que "tiene que haber equilibrio".

La propia alcaldesa detalló que, tras una modificación del plan general de ordenación urbana (PGOU), la capital quiere seguir los pasos de ciudades como Ámsterdam, que fijó un límite de 60 días. "Haremos un seguimiento para ver que se cumple esa disposición", afirmó. Carmena subrayó su voluntad de avanzar hacia un "turismo sostenible". El gobierno local prevé tramitar en el primer semestre de 2018 unas 1.000 licencias.

La proliferación de los pisos turísticos está subiendo los alquileres y empuja a los residentes a irse del centro, sostiene el Ayuntamiento. Para luchar contra el proceso de gentrificación, el equipo de Ahora Madrid trabaja en esa regulación de los alojamientos turísticos. Además, incrementará los controles para detectar si el propietario que anuncia el inmueble realmente reside en él. Se descartan, por el momento, sanciones.

Aplauso de Airbnb

El Ayuntamiento también hará un censo de viviendas de uso turístico, y elaborará un mapa con las zonas donde permitir la apertura de nuevas instalaciones hoteleras. "Esto permitirá regular en qué calles y situaciones se pueden compatibilizar los espacios de uso residencial con el hotelero", señala el Consistorio.

Por su parte, el portavoz del gobierno de Cifuentes, Ángel Garrido, contestó al Ayuntamiento que la Comunidad rechaza la prohibición, sino que aboga por "regular de forma razonable". Más duro fue el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, quien tachó de "deslealtad institucional" la puesta en marcha de mecanismos de regulación municipal sin contar con la Comunidad.

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Purificación Causapié, pidió que la regulación garantice la "convivencia en las comunidades de vecinos". Begoña Villacís, de Ciudadanos, instó al gobierno de Carmena a poner sanciones por ruido en los pisos alquilados a turistas, aunque aseguró que en esta materia quien debe "ponerse las pilas" es la Comunidad de Madrid.

La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, crítica con los pisos turísticos por hacer, en su opinión, competencia desleal, cifra en 16.000 las viviendas sin licencia. El Consistorio no ha elaborado un censo exacto, aunque un estudio municipal revela que la mayoría de esos pisos se encuentra en el centro.

Airbnb, uno de los gigantes del sector de reservas en Internet de pisos turísticos, agradeció este miércoles el anuncio de la regidora. "Carmena es la primera política en España en apoyar a las familias madrileñas con reglas claras de home sharing [piso compartido, en inglés]", sostuvo a través de una nota.

El año pasado, Madrid batió su récord de atracción de turistas internacionales. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), por primera vez en su historia recibió a más viajeros foráneos que nacionales. Más de nueve millones de personas visitaron la capital en 2016, lo que supone un incremento del 1,6% respecto a los 8,8 millones que lo hicieron en 2015. También según datos más actualizados de los hoteleros, los foráneos representan más de la mitad de las personas alojadas desde el pasado mes de abril.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información